El plan estratégico y los frentes judiciales de Duro Felguera

El plan estratégico y los frentes judiciales de Duro FelgueraDuro Felguera.

Duro Felguera se juega su futuro en los próximos meses. Su plan de reestructuración de deuda aún no se ha cerrado por completo, a la espera del sí de los accionistas, junto con los cuatro frentes judiciales y el pago total de 146 millones que reclama Hacienda.

PUBLICIDAD

En la presentación de su plan estratégico, Duro Felguera acometerá desinversiones por valor de entre 35 y 40 millones de euros, incluyendo un ERE para el personal indirecto de la compañía, así como un nuevo modelo de gestión, con la creación de una comisión de riesgos, y dando más poder al consejo. Este nuevo modelo de riesgos se apoya en los
comités de ofertas y riesgos reportando al Consejo de Administración, al tiempo que llevará a cabo un nuevo procedimiento de compras integrando a funciones corporativas y proyectos en las decisiones clave.

La industrial asturiana deja claro que parte de una situación muy delicada. “Débil situación financiera, problemas en varios proyectos, altos costes de estructura y sector cuestionado”, ha sintetizado la compañía, que tiene el próximo jueves su primera prueba de fuego en la Junta de Accionistas.

El acta de Hacienda, 146 millones de euros y no se resolverá hasta 2024

Entre los problemas legales e investigaciones en la compañía se encuentra el acta de Hacienda, que le reclama a la empresa un total de 123 millones de euros por discrepancias en relación con la aplicación de la exención sobre las rentas obtenidas por UTE Termocentro y otros 23 millones de sanción. En total, 146 millones de euros, más de lo obtenido por la ampliación de capital de 125 millones realizada en su plan de reestructuración. La empresa ya ha presentado una reclamación ante el Tribunal Económico-Administrativo Central, TEAC, fundamentada en la actividad real de la UTE, la doctrina de actos propios por la inspección favorable 2008-09 y la prescripción por dilaciones en el procedimiento. En este sentido, el TEAC ha solicitado garantías sobre el importe de la reclamación, cuyo resultado se espera entre 2022 y 2024, mientras que el resultado de las garantías se conocerá el próximo 2019, según ha detallado la compañía.

PUBLICIDAD

Pero no es el único problema que tiene Duro Felguera. La Audiencia Nacional abrió una investigación sobre las prácticas comerciales en Venezuela. De momento, la compañía ha optado La por realizar una investigación interna por tercera parte no identifica responsabilidad de la empresa.

Venezuela, Buenos Aires e India, los otros frentes

A estos dos problemas se suma el arbitraje en Singapur por el proyecto Roy Hill. Duro Felguera trata de recuperar los avales ejecutados e hitos impagados por Samsung por valor de unos 175 millones. Samsung reclama supuestos daños superiores para evitar el pago a Duro Felguera. Las vistas del proceso de arbitraje concluyeron el pasado mes de abril, considerando las expectativas de abogados y las negociaciones con Samsung que el litigio se resuelva con un resultado favorable a la compañía.

Además, se suma el arbitraje en Buenos Aires, actualmente en suspenso, por el proyecto de ciclo combinado Vuelta de Obligado, CVO. La empresa y el resto de socios del consorcio reclaman 105 millones en la obra, y de momento hay una negociación amistosa con el cliente hasta septiembre de este año.

En cuanto a Felguera Grúas India, FGI, se reclaman impagos y ejecución indebida de avales en diversos proyectos por 90 millones de euros. La naturaleza de los litigios hacen previsible un resultado favorable a la empresa, según ha asegurado. “Las decisiones de los tribunales se prevén para el primer semestre de 2019”, ha destacado.

PUBLICIDAD

La catarí ACEC, interesada en entrar en el capital y espera ganar 170 millones de euros en 2018

El presidente de Duro Felguera (DF), Acacio Rodríguez, ha confirmado hoy las negociaciones con el grupo catarí ACEC para que entre a formar parte del capital de la compañía asturiana, que hoy ha presentado un plan estratégico.

Al presentar hoy el plan a la prensa -dos días antes de que la junta de accionistas vote una ampliación de capital por 125 millones-, Rodríguez ha indicado que DF y ACEC tienen “filosofías de empresa parecidas” y que la entrada del grupo catarí participado por otras empresas europeas “daría una base de credibilidad”.

El presidente de DF ha considerado “coqueteos previos” a las negociaciones, porque el proceso se desarrollará del 28 de junio al 23 de julio, cuando las acciones de la ampliación estarán en el mercado, una vez que este viernes se apruebe en junta ordinaria y el 25 de junio en junta extraordinaria se dé el visto bueno a la capitalización de los 233 millones de deuda.

Respecto al fondo de inversión británico Petroza, que ha denunciado a DF ante la CNMV por la falta de comunicación de información relevante, Rodríguez ha asegurado que no se han puesto en contacto con ellos en los últimos diez días y que “en el consejo de administración no ha gustado ni un pelo esa actitud”.

También Rodríguez ha puesto en duda la opción de compra del 24,4% de la participación de DF realizada por Petroza a Inversiones Somió y ha advertido de que quienes “reman en contra” del reflote de la empresa no les “van a frenar” y que acudirán, si es preciso, “a instancias legales finalistas”.

Asimismo, ha indicado que no tienen constancia de que la supuesta denuncia se haya presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ni de que hayan tenido contactos con los bancos, con los acreedores o con el Gobierno del Principado de Asturias.

“Ni en Gijón ni en Madrid nadie se ha presentado a pedir ni un papel”, ha dicho el presidente de DF, que ha considerado “estrambótica” la petición de Petroza y ha añadido que “si Petroza existe como tal y tiene una propuesta” tendría que haber contactado al menos con Fidentiis, la asesora en inversiones contratada por DF.

DF prevé obtener este ejercicio un beneficio neto de 170 millones de euros, frente a las pérdidas de 254,5 millones registradas en 2017, cifra que bajaría a 36 millones en 2019 para remontar a 38 millones en 2020 y a 51 millones en 2021, según el nuevo plan de negocio, que incluye un ebitda de 78 millones en 2021, de 61 en 2020 y de 32 el año que viene.

Acacio Rodríguez ha explicado que basarán la estrategia en un “balanceo de negocios, para la compensación cíclica de unos con otros”, la “prudencia en la gestión” con el foco en la rentabilidad de los proyectos y en rescatar la valía de los recursos humanos, con menos niveles de mando para la “respuesta rápida” a proyectos.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®