Moody’s sube la nota de Adif y Adif Alta Velocidad, pero con advertencias

Moody’s sube la nota de Adif y Adif Alta Velocidad, pero con advertenciasEl viaducto de Adif en Valladolid

Moody’s ha elevado en un escalón la nota del Administrador de Infraestructuras Ferroviaria (Adif) y de Adif Alta Velocidad. Según la agencia de calificación, la nota de ambas es de aprobado, Baa3, desde Baa2, con perspectiva estable. Ambas notas están por debajo de la de España.

PUBLICIDAD

Ambas compañías son públicas y dependen del Ministerio de Fomento. La mejora de la nota de Adif y Adif-AV “refleja la visión de Moody’s de que la capacidad del Gobierno para respaldar esas entidades se ha fortalecido”, señala el comunicado. Para Moody’s, la calidad crediticia de los dos administradores ferroviarios está “estrechamente vinculada” a la de España dado “el papel crucial de Adif y Adif-AV en la industria del transporte ferroviario y su importancia estratégica para España como proveedores de servicios públicos esenciales”.

No obstante, las calificaciones de ADIF y ADIF-AV están un escalón por debajo del Gobierno de España, en parte para reflejar la falta de garantías explícitas del gobierno, pero también la debilidad relativa del perfil de crédito subyacente de ambas entidades en comparación con la solidez crediticia de el soberano.

“Si bien existe una gran expectativa de que el gobierno brinde un apoyo extraordinario si es necesario, se considera que la fortaleza fiscal del gobierno es moderada, principalmente debido a los déficits presupuestarios en curso y la alta carga de la deuda del país. Por lo tanto, existe un grado modesto de riesgo de que, en el horizonte de calificación y en escenarios potenciales de estrés que afecten simultáneamente a varios emisores que requieren apoyo, el gobierno podría considerar un enfoque más selectivo para la provisión de apoyo”, ha indicado Moody’s.

PUBLICIDAD

Sin embargo, nuestra suposición de que continuamos con un apoyo muy alto a ADIF y ADIF-AV del soberano se basa en (1) la naturaleza esencial de los servicios prestados por estas entidades; y (2) la estrecha supervisión y control del gobierno en relación con los presupuestos de operación e inversión de ADIF y ADIF-AV y la emisión de deuda adicional.

La agencia también destaca, en ese sentido, su relevancia política “como instrumentos clave” en la política de infraestructuras públicas del Gobierno español, el hecho de que son propiedad del Estado y tienen consideración de entidades públicas empresariales y “la evidencia tangible del apoyo financiero que reciben regularmente del Gobierno español en forma de subsidios e inyecciones de capital”.

Según Moody’s, dada “su propiedad estatal y su estrecha relación con el Gobierno de España, ambas entidades se evalúan según la metodología de calificación de Moody’s para emisores gubernamentales, publicada en agosto de 2017”. Moody’s considera que la calidad crediticia de ambas redes de infraestructura ferroviaria “está estrechamente vinculada con la nota soberana” debido al papel fundamental de ADIF y ADIF-AV en la industria del transporte ferroviario y su importancia estratégica para España como proveedores de servicios públicos esenciales; al mandato de política pública y su relevancia política como instrumentos clave para la política pública y de infraestructura del gobierno español; su estado legal como entidades públicas 100% estatales con el estatus EPE, que confiere ciertas protecciones, tales como una exclusión de los procedimientos normales de bancarrota; y la evidencia tangible de apoyo financiero que ADIF y ADIF-AV reciben de forma continua del gobierno español en forma de subsidios e inyecciones de capital.

La nota podría variar si disminuye la capacidad del Gobierno para financiarlas

 

PUBLICIDAD

En ausencia de un cambio en la fortaleza percibida del soporte soberano subyacente, una mejora de las calificaciones del Gobierno de España daría como resultado una mejora de las calificaciones de ADIF y ADIF-AV.

Por el contrario, una rebaja de las calificaciones del Gobierno de España probablemente daría como resultado una rebaja de las calificaciones de ADIF y ADIF-AV. También podría surgir presión a la baja si disminuye la disposición o la capacidad del gobierno para intervenir de manera oportuna para apoyar a estas entidades; o (2) hubo un deterioro material en el perfil de riesgo de liquidez de las empresas sin ninguna mitigación proporcionada a través del apoyo financiero adicional del gobierno.

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®