El precio de la vivienda modera su crecimiento y sólo sube el 2,5% en junio, según Tinsa

El precio de la vivienda modera su crecimiento y sólo sube el 2,5% en junio, según Tinsa

El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) se encareció en junio un 2,5 % con respecto al mismo mes del año anterior, con lo que modera su subida al reducir el precio medio su ritmo de crecimiento en más de un punto porcentual desde el 3,6 % interanual registrado en mayo, según Tinsa.

PUBLICIDAD

La vivienda terminada en las capitales y grandes ciudades ha aumentado su precio en un 1,3 % interanual y acumula un 22,9 % de incremento desde que tocara mínimos tras la crisis.

Sin embargo, la mayor subida de la vivienda en junio con respecto al mes anterior se da en Baleares y Canarias, con un crecimiento del 7,4 %, y en las áreas metropolitanas, con un incremento del 5,7 %, registrando ambas zonas crecimientos por encima de la media nacional.

En la costa mediterránea el incremento ha sido sólo del 1,5 % y en el resto de municipios (las localidades más pequeñas de interior) de apenas un 0,4 %.

PUBLICIDAD

En España el incremento del precio medio de la vivienda terminada desde el nivel más bajo que alcanzó en la crisis es del 14,9 %.

La mayor recuperación en precios desde los mínimos se da en Baleares y Canarias, con una subida del 24,1 %.

Según Tinsa, en las capitales y grandes ciudades se están confirmando las señales de estabilización de los últimos meses y los precios de las viviendas en esas zonas se han recuperado un 22,9 % desde que marcaron su mínimo en mayo de 2015.

En la costa mediterránea, el valor medio se ha incrementado un 16,9 % desde que tocó suelo en febrero de 2015.

PUBLICIDAD

Por su parte, en las áreas metropolitanas la recuperación del valor medio también supera la media española, con un 15,1 %, mientras que en las localidades agrupadas como resto de municipios el crecimiento ha sido sólo del 4 % desde su mínimo, que se produjo en junio de 2017.

A pesar de la recuperación de los precios, el precio medio de la vivienda terminada en España arrastra una caída acumulada desde los máximos anteriores a la crisis del 34,1 %.

En el caso de las capitales y grandes ciudades, la caída acumulada es del 34,3 %; en las áreas metropolitanas, del 38,4 %; en la costa mediterránea, del 42,8 %, y en Baleares y Canarias la brecha ya es de sólo un 18,7 %.