Metrovacesa vuelve a la bolsa con una caída del 3%

Metrovacesa vuelve a la bolsa con una caída del 3%El presidente de Metrovacesa, Ignacio Moreno Martíne (i), junto al consejero delegado, Jorge Pérez de Leza (d). / EFE
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Metrovacesa vuelve a bolsa con una caída del 3,03% al cierre de la sesión, pese a que el precio de la colocación se hizo en la banda baja tras un recorte del 8% sobre los precios iniciales.

    PUBLICIDAD

    Metrovacesa, promotora inmobiliaria controlada por Santander y BBVA, ha cerrado hoy en su regreso a la Bolsa de Valores a un precio de 16 euros por acción, lo que supone un descenso del 3,03 % respecto a los 16,50 euros a los que fueron colocados sus títulos entre inversores institucionales.

    La compañía, que ha llegado a registrar descensos durante la jornada del 8,54 %, ha negociado 6,9 millones de títulos, por valor de casi 108 millones de euros.

    Metrovacesa, que abandonó los mercados en 2013 tras ser rescatada por la banca y que colocará en el parqué un máximo del 28,4 % de su capital, se ha estrenado con descuento pese a haber fijado su precio de salida en la parte más baja de la horquilla orientativa de su oferta pública de venta (opv).

    PUBLICIDAD

    El pasado jueves y tras sondear la demanda, redujo la banda de precios a 16,5 y 17 euros por título, lo que suponía descuentos del 8,3 y del 12,8 % frente a la horquilla orientativa inicial.

    Metrovacesa resta importancia a la caída del 3% en su vuelta a la Bolsa porque es un proyecto a largo plazo, según defienden sus responsables

    Tanto el presidente de la promotora inmobiliaria, Ignacio Moreno, como su consejero delegado, Jorge Pérez de Leza, han restado hoy importancia a la caída de la acción y han asegurado que Metrovacesa es un proyecto a largo plazo y sostenible y que lo que importa es que cumplirá los compromisos adquiridos con los inversores.

    Ambos ejecutivos han apuntado que una salida a bolsa es un proceso que lleva meses de preparación y que no se puede retrasar porque haya turbulencias en los mercados, lo que han calificado de “mala suerte”, y han confiado en que la acción reflejará el valor de la compañía en el futuro.

    En declaraciones a la prensa, Pérez de Leza ha subrayado que lo realmente importante es que han logrado “cerrar el libro” con cerca de un centenar de inversores de “altísima calidad” y que quieren participar en la recuperación de España a través de Metrovacesa.

    PUBLICIDAD

    En su mayoría, proceden del Reino Unido y Estados Unidos, aunque también hay españoles, holandeses y franceses.

    “La estrategia de la compañía es solida y los inversores la han apoyado”, ha dicho el ejecutivo, quien ha subrayado que ha gustado que cuenten con una cartera de suelo muy diversificada geográficamente y no sólo centrada en Madrid y Barcelona.

    Santander y BBVA seguirán como accionistas

    En cuanto al papel futuro de Santander y BBVA, han augurado que permanecerán un tiempo en la compañía, aunque acabarán saliendo porque la banca no es tenedor habitual de activos inmobiliarios.

    Moreno ha asegurado que, tras aprender de los errores del pasado, la compañía seguirá una política financiera conservadora y centrada en evitar su excesivo endeudamiento y con el objetivo de conseguir márgenes operativos sin forzar estructuras financieras.

    Además, estará centrada en la promoción, sobre todo residencial, y dejará de lado incursiones del pasado en segmentos como la industria, los hoteles, la logística, los centros comerciales, la gestión patrimonial o la internacionalización.

    Respecto a Cataluña, Pérez de Leza ha explicado que tras reunirse con más de 200 inversores, sólo han preguntado por el tema dos, por lo que, a su juicio, demuestra que el mercado se ha tranquilizado y ha visto que se trata de un tema “encauzado” y que no afecta al sector residencial, en el que está especializado Metrovacesa.

    La empresa que retorna ahora al parqué es distinta a la que cotizaba en 2013, ya que en octubre de 2016 traspasó su negocio patrimonialista a Merlin y Testa y se quedó sólo con la cartera de suelo y obras en curso.

    Tras una ampliación de capital de 1.108 millones realizada con aportaciones de activos de sus bancos accionistas, cuenta con activos valorados en 2.600 millones y con una cartera de suelo que supera los 6 millones de metros cuadrados edificables, en los que se pueden construir 40.000 viviendas.

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®