Aspectos a tener en cuenta cuando compramos un coche

Aspectos a tener en cuenta cuando compramos un cocheCoches listos para su venta.

Cuatro de cada diez matriculaciones de vehículos en España se producen en los meses primaverales, entre marzo y junio, según Faconauto (Asociación de concesionarios de automoción).

PUBLICIDAD

EN ocasiones se ofrecen grandes descuentos por la compra de un coche porque los concesionarios quieren cumplir con los objetivos de ventas establecidos por la marca, que se fijan en estos periodos y por eso, en ocasiones. No obstante, teniendo en cuenta que comprar un coche supone un presupuesto elevado, debes estudiar todos los gastos que conlleva la compra y, sobre todo, ver si compensa más pagarlo en efectivo o financiarlo, tal y como ha recogido ING.

  1. Comparar presupuestos

Lo primero que debes hacer es estudiar el mercado y comparar precios. Un estudio de la OCU señala que se puede conseguir un descuento entre un 12 % y un 24 % sobre el precio del vehículo, según la marca y la ubicación del concesionario. Hay diferencias de precio entre concesionarios de la misma ciudad y de ciudades colindantes, por lo que conviene visitar varios para comparar.

En cuanto al tipo de vehículo debes tener en cuenta que ahora ya no existen ayudas para la compra de vehículos de gasolina o diésel. El plan PIVE, que concedía ayudas para estimular la venta de estos coches, fue sustituido por el plan Movea con el objetivo de impulsar la venta de coches menos contaminantes como híbridos y eléctricos. En la actualidad, todas estas ayudas se han suprimido, aunque no se descarta que el Gobierno pueda promover otras en el futuro.

PUBLICIDAD

       2. Los impuestos

Al hacer el cálculo del gasto que supone la compra del coche hay que tener en cuenta, además del precio del vehículo, los impuestos que gravan esta compra. Para empezar, hay que pagar el impuesto de circulación antes de matricularlo. Se trata de un impuesto de periodicidad anual que recaudan los municipios y que se calcula según la potencia en caballos fiscales.

También la compra de un coche nuevo está gravada con un 21% de IVA sobre el precio de compra. Por último, hay que añadir el impuesto de matriculación, cuyo cálculo se realiza a través de las tablas fijadas por el Ministerio de Hacienda que dependen del nivel de emisiones de CO2.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®