El Síndic de Greuges de Cataluña pide un peaje diario para circular por las calles de Barcelona

El Síndic de Greuges de Cataluña pide un peaje diario para circular por las calles de Barcelona

 El Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, propone restringir el acceso de vehículos en las zonas con más contaminación del área metropolitana de Barcelona y crear un peaje de congestión con una tasa diaria a pagar para conducir en estas zonas.

PUBLICIDAD

Así lo ha manifestado Ribó durante una rueda de prensa en el Parlament de Cataluña, en la que ha presentado el informe ‘La calidad del aire en Cataluña: déficits y recomendaciones’, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente.

El informe, público en la web del Síndic en catalán y castellano, analiza las políticas públicas impulsadas en Cataluña en materia de calidad de aire, determina el ajuste de éstas con las directrices europeas e internacionales y recoge las quejas que han llegado al Síndic para señalar las necesidades de la Administración.

Para luchar contra la polución, Ribó ha planteado la posibilidad de «cerrar» las zonas de Barcelona «de más contaminación en días alternos o con carácter permanente durante días laborales».

PUBLICIDAD

En cuanto a la posible implantación de un peaje urbano, el Síndic ha asegurado que «funciona en países más avanzados que el nuestro en materia de contaminación» y que, con el diálogo pertinente con todos los agentes implicados, podría funcionar en zonas del área metropolitana de Barcelona.

Respecto a las medidas que entrarán en vigor en enero de 2020, que contemplan que los coches más antiguos no puedan circular por algunas zonas de la ciudad de Barcelona los días laborables, Ribó ha manifestado que «son buenas iniciativas, pero que no dan respuesta al conjunto de la problemática».

El Síndic ha recordado que en 2014 la Comisión Europea alertó al Estado español que no protegía a la ciudadanía de la contaminación por partículas finas y que un año después la misma abrió un expediente por superar los límites de dióxido de nitrógeno.

En 2017, además, la Comisión volvió a advertir de que las áreas urbanas de Madrid y Barcelona superaban constantemente los niveles de contaminación atmosférica, ha afirmado Ribó.

PUBLICIDAD

Para hacer una transición hacia la movilidad sostenible, Ribó ha recomendado «potenciar las redes de transporte público del área metropolitana de Barcelona», así como una «red con suficientes puntos de recarga en la ciudad para vehículos eléctricos».

«Las subvenciones a la compra de vehículos son igual de necesarias que conseguir que los ciudadanos crean y confíen en que hay puntos de recarga suficientes y una infraestructura preparada», ha opinado Ribó.

Otra de las recomendaciones del Síndic es potenciar los aparcamientos disuasorios del tipo ‘park&ride’ en el área metropolitana, lo que permite combinar el uso del vehículo privado con el transporte público para llegar a un destino dentro de la gran ciudad.