España se queda sin ayudas del Plan PIVE

España se queda sin ayudas del Plan PIVE

Agotado. El fondo del plan PIVE 8 ha tocado suelo a falta de tres días para concluir el programa para ayudar a la compra de automóviles.

PUBLICIDAD

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha dado la voz de alarma a tres días de que concluyera oficialmente el programa, que no volverá hasta la formación de un nuevo Gobierno. El Gobierno prorrogó en noviembre el plan PIVE 8 «in extremis», una ayuda muy necesaria para mantener la actividad del sector.

El plan PIVE 8 establece una ayuda de 1.500 euros, a razón de 750 euros aportados por los contribuyentes y otros 750 por los fabricantes, para comprar vehículos más eficientes y renovar así el parque automovilístico. De esta forma, el usuario debía entregar un coche con más de 10 años de antigüedad, que sería destinado a la chatarra.

Según ha señalado Faconauto, el plan PIVE ha sido muy positivo desde el punto de vista de reactivación del mercado. No obstante, la patronal considera en una nota de prensa que las ayudas no han sido suficientes para hacer descender la edad media del parque automovilístico español.

PUBLICIDAD

Pese a que con los distintos plan PIVE se han retirado más de 1,1 millones de vehículos con más de diez años, la pérdida de matriculaciones durante los años de crisis ha sido muy importante y ha impedido seguir con la intensa renovación del parque que hubo hasta 2008. Y es que, los particulares han preferido comprar coches de segunda mano o arreglarlos antes de comprar uno nuevo debido al aumento del paro.

De acuerdo con la patronal, desde la puesta en marcha de los PIVE, la edad media del parque ha aumentado en un año, de tal forma que ésta alcanzará los 12 años de media al finalizar 2016.

El dato «más preocupante», sin embargo, se producirá en el próximo lustro, ya que, según previsiones de Faconauto, en 2020 el 66% de los coches en circulación superará los 10 años de antigüedad. Los datos provisionales de Faconauto apuntan a que los ocho planes PIVE han registrado más de 1,1 millones de solicitudes validadas.

Por comunidades autónomas, las que más plan PIVE han logrado son aquellas que más mercado acaparan. Así, Cataluña encabezaría la lista, con el 15,7% de todas las solicitudes; seguida por Andalucía, con el 15,4%; la Comunidad de Madrid, con el 14,9 %; y la Comunidad Valenciana, con el 11,1%.

PUBLICIDAD

El resto quedan muy por debajo, oscilando entre el 6,3% de Galicia y el 0,9% de La Rioja.

El primer Plan PIVE llegó en octubre de 2012, coincidiendo con la peor crisis de ventas que ha sufrido el mercado de la automoción en España, destaca Faconauto.

Desde su puesta en marcha, consiguió frenar la caída, evitando un mayor deterioro del sector, tanto de la distribución como de la producción.,Los siete planes siguientes, junto a una «lenta mejora económica«, han permitido reactivar poco a poco la actividad comercial de los concesionarios, haciendo aflorar en su conjunto una demanda añadida de 250.000 vehículos.

Más de un 20% de las matriculaciones entre 2013 y 2016 se han producido gracias a los planes PIVE, que además ha tenido un claro efecto «palanca» sobre otros sectores económicos del país, contribuyendo especialmente a la recuperación del consumo, afirma la fuente en su comunicado.

Para la patronal los planes PIVE han evitado el cierre de muchos concesionarios y han frenado la pérdida de empleos que éstos habían sufrido, un total de 50.000 entre 2008 y 2013. En los últimos tres ejercicios, la distribución oficial ha generado 15.000 puestos de trabajo.

Aunque desde los fabricantes (Anfac), los concesionarios (Faconauto) y los vendedores (Ganvam) se pide insistentemente un nuevo Plan PIVE, la falta de un Gobierno estable no lo ha hecho posible, según fuentes del sector.