Ford afronta un camino complicado en Europa, según el comité de empresa de Almussafes

Ford afronta un camino complicado en Europa, según el comité de empresa de AlmussafesFord Almussafes, en Valencia, España.

El presidente del comité de empresa de Ford en la planta de Almussafes (Valencia), Carlos Faubel, ha asegurado que la multinacional afronta en Europa un camino complicado por el cambio de ciclo de movilidad en los próximos cinco o siete años en el sector y por la carrera por la electrificación.

PUBLICIDAD

Tras asistir a una reunión en Colonia (Alemania) de los comités de las plantas europeas, Faubel (de UGT, sindicato mayoritario en la factoría valenciana) ha dicho a Efe que puede haber futuro para «una nueva Ford Europa» en un contexto de transformación.

En la reunión se ha ratificado el cierre de la planta de Bridgend, en Reino Unido, que cuenta con 1.700 empleados, en un proceso que se llevará a cabo entre el 1 de julio de este año y septiembre de 2020, y una reestructuración que afectará a un 20 % de los directivos en Europa.

En la planta valenciana, ha recordado, ya se ha firmado el acuerdo del Expediente de Regulación Temporal de Empleo de cuatro días (1 y 2 de agosto y 19 y 20 de diciembre), que recoge la recolocación de cerca de 300 operarios.

PUBLICIDAD

«Se ha iniciado un proceso que va a ser largo, durará unos años y tendremos que ver los anuncios que haga Ford», ha manifestado.

Con «prudencia», ha destacado la adjudicación a Almussafes de una planta de baterías para los nuevos Kuga enchufables e híbridos por lo que supone de apuesta de futuro.