Kia Iberia afirma que no se puede firmar un acuerdo en automoción con un Gobierno saliente

Kia Iberia afirma que no se puede firmar un acuerdo en automoción con un Gobierno salienteReyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo de Sánchez que no convence al sector de automoción con su propuesta.

El director general de Kia Motors Iberia, Eduardo Dívar, ha asegurado este jueves a Efe que no se puede firmar con un “Gobierno saliente” el Acuerdo estratégico para el sector de la automoción que les ha propuesto y que contempla ayudas por valor de 2.686 millones entre 2019 y 2025.

PUBLICIDAD

Preguntado si ve posible que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo rubrique su borrador de Acuerdo con las patronales de fabricantes Anfac -en la que está integrada Kia-, de concesionarios Faconauto, de vendedores Ganvam y de importadores Aniacam, ha respondido que “no parece lógico”.

Aunque ha explicado que es “aconsejable” llegar a un acuerdo, éste solo puede ser posible con los planteamientos de Anfac, que defiende la neutralidad tecnológica a la hora de reducir las emisiones, un plan urgente de achatarramiento o una fiscalidad que grave el automóvil basada en el uso y no la compra, lo que implica la eliminación de los impuestos de matriculación y de circulación.

En cuanto a los cinco meses que acumulan a la baja las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España, Eduardo Dívar ha dicho ser optimista y que espera que en 2019 las ventas tengan un crecimiento plano y se queden en las 1.255.000 unidades.

PUBLICIDAD

Sobre cuál sería su solución para que el mercado levante cabeza ha afirmado que esto se consigue con un Gobierno “fuerte”, con políticas económicas “continuistas” que puedan hacer que el mercado se estabilice.

Al respecto, ha recordado las “declaraciones sin rigor” de algunas ministras, en referencia a que el diésel tenía los días contados y que no han ayudado al sector.

También ha considerado “chocante” que haya sido un Gobierno socialista el que haya demonizado el diésel y los vehículos que emplean esta tecnología, cuando es la motorización de los trabajadores.

A su juicio, esto ha provocado un “despiste impresionante” en el consumidor, que no sabe qué vehículo comprarse, lo que está haciendo que retrase su decisión de compra.

PUBLICIDAD

En esta línea ha advertido de que este retraso en la adquisición no va a cambiar en algunos casos hasta después de las elecciones autonómicas, europeas y locales de mayo.

Si esto se le une, ha precisado, que está bajando la confianza del consumidor en la economía y que la compra de un coche es el segundo gasto mayor que soporta una familia, el clima es de incertidumbre, lo que afecta a las matriculaciones, ha subrayado.