La gama del X4 se ampliará en agosto con el gasolina M40i y el diésel 30d

La gama del X4 se ampliará en agosto con el gasolina M40i y el diésel 30dTrabajador de BMW con uno de los vehículos de la marca./EFE

BMW ofrecerá a partir de agosto dos nuevas motorizaciones de seis cilindros para la segunda generación del X4, la primera de ellas es la gasolina 40i de 354 CV y la segunda es la diésel 30d de 265 CV.

PUBLICIDAD

El precio de la versión M Performance M40i del X4 partirá de los 73.700 euros. Mientras que el diésel arrancará en los 62.700 euros.

El X4 M40i cuenta con un par máximo del motor de 500 Nm entre 1.520 y 4.800 rpm. Con el que acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Con una velocidad máxima de 250 km/h y un consumo mixto de 9-9,2 l/100 km. Y unas emisiones de CO2 combinadas de 209-213 gr/km

PUBLICIDAD

Acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos

El par máximo del 30d es de 620 Nm a 2.000-2.500 rpm, la aceleración de 0 a 100 km/h es de 5,8 segundos. La velocidad máxima de 240 km/h, el consumo de 5,9-6,2 l/100 km y las emisiones de C02 de 156-163 gr/km. Desde febrero pasado, la marca admite pedidos del nuevo X4, cuyas primeras unidades ya han llegado a los concesionarios.

Los motores de lanzamiento son, en gasolina, los cuatros cilindros 20i de 184 CV (53.500 euros) y 30i de 252 CV (59.950 euros). En diésel, se ofrecen los cuatro cilindros 20d de 190 CV (desde 54.200 euros) y 25d de 231 CV (56.600 euros). Y la versión Performance M40d de seis cilindros y 326 CV (74.700 euros).

El nuevo X4 ha aumentado su longitud

El nuevo X4 ha aumentado su longitud en 81 milímetros (mm) respecto al modelo que sustituye. Hasta los 4,75 metros. También ha crecido a lo ancho en 37 milímetros (hasta los 1,91 metros) y en batalla (54 milímetros, hasta los 2,86 metros). Mientras que ha perdido 3 milímetros en altura, hasta los 1,61 metros.

La caída de techo ha sido redefinida y el maletero .Por su parte, ofrece “mayor versatilidad” con una capacidad hasta los 525 litros. Con estas modificaciones exteriores, presenta una imagen más deportiva, en línea con la familia de modelos BMW X.

PUBLICIDAD

Además este Sports Activity Coupe premium ha sido mejorado en dinámica. En asistentes a la conducción y en refinamiento interior.

Como BMW que es, el reparto de pesos es del 50 % entre los ejes delantero y trasero. Lo que le aporta estabilidad en marcha, a lo que también contribuye la tracción integral xDrive. De serie en toda la gama, así como la transmisión automática Steptronic de ocho velocidades.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®