Las tasas de oro de la DGT y las interminables listas de espera

Las tasas de oro de la DGT y las interminables listas de espera

Realizar un trámite en la Dirección General de Tráfico no es nada barato ni fácil. Primero hay que armarse de paciencia para conseguir una cita previa, a no ser que se vaya a pagar una multa, el único trámite que no necesita ese requisito. Luego hay que desembolsar una cantidad considerable por trámites que el funcionario no tarda más de cinco minutos en gestionarlos.

PUBLICIDAD

Caro y lento. Así el servicio administrativo de la DGT. Cuando alguien intenta hacer un trámite por su cuenta en la Dirección General de Tráfico dirigida por Peré Navarro tiene que armarse de paciencia y rascarse bien el bolsillo.

Tasas de Tráfico relacionados con el permiso de circulación

Por expedir, por ejemplo, un permiso de circulación cobra algo así como 100 euros, casi un 10% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Solo por pedir un duplicado de ese permiso, cosas que no se tarda ni dos minutos, cobra otros 20 euros. Por el cambio de titularidad, casi 55 euros, una vez que el que pide el cambio de titularidad ha tenido que descargarse los formularios, llevar copia del contrato de compra-venta, y como no el famoso modelo 620 de Hacienda, que independientemente de lo que se haya pagado por el coche establece sus propios baremos para liquidarlo. Pues bien, para obtener ese cambio de titularidad, la funcionaria/o apenas tarda cinco minutos en hacerlo.

PUBLICIDAD

Tasas por expedición y renovación de permisos y licencias de conducir

Para obtener el permiso de conducción, además del dineral que hay que pagar a las autoescuelas, más el reconocimiento psicotécnico, hay que abonar más de 92 euros. Su duplicado, más de 20 euros, al igual que la tasa de renovación o cuando se pierde o lo roban, más el correspondiente reconocimiento médico.

Todo esos trámites, que una vez que se ha conseguido cita previa en algunas de las Jefaturas provinciales, algo que no es nada fácil, se hacen de manera fácil y no llevan más que unos pocos minutos a los funcionarios en gestionarlos.

 

PUBLICIDAD