Los fabricantes de coches, a Sánchez: ‘No comprendemos que un gobierno se convierta en un experto tecnológico’

Los fabricantes de coches, a Sánchez: ‘No comprendemos que un gobierno se convierta en un experto tecnológico’

El vicepresidente ejecutivo de la asociación de fabricantes de automóviles y camiones (Anfac), Mario Armero, ha pedido al Gobierno “neutralidad tecnológica”, es decir, que se apueste por todos los tipos de motores.

PUBLICIDAD

Armero ha intervenido este jueves en Bilbao en el Congreso de Movilidad Sostenible, un día después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentara la futura ley del cambio climático y animara a la industria a apostar por el coche eléctrico.

El directivo de Afnac no ha querido comentar en detalle la futura ley porque no ha leído el texto, pero sí ha lanzado un mensaje: “No comprendo que un gobierno se convierta en un experto tecnológico. En Francia la semana pasada Macron dijo que no era quién para decidir cuál es la tecnología del futuro, que lo decidieran los ingenieros”.

“Tenemos que introducir un cierto orden en España: nos encontramos con cinco leyes de cambio climático, la de Baleares que prohíbe el diesel en 2025, un poco temprano; la del País Vasco, equilibrada, la de Navarra, la de Andalucía, y ahora la nacional. ¿Como combina esa ley nacional con la de Baleares?”, ha señalado.

PUBLICIDAD

España hay 54 planes de calidad del aire ¿cuál vale? se preguntan los fabricantes

En la misma línea, ha recordado que en España hay 54 planes de calidad del aire: “Necesitamos una cierta coherencia para dar mensajes claros a los clientes. No son abogados para saber si una ley es superior o inferior a otra”.

“Soy el más demandado en las cenas, todos los días me preguntan qué hago con mi diésel”, ha bromeado.

Armero ha abogado por la neutralidad tecnológica, es decir, que se apueste de la misma manera por todos los tipos de motores, sean los nuevos diésel y gasolina, eléctricos, de gas o de hidrógeno.

Para Armero, la medida fundamental para mejorar la calidad del aire es vender coches nuevos, sean de la tecnología que sean, y achatarrar los viejos, los que contaminan.

PUBLICIDAD

Pero no se va por ahí: el año pasado se vendieron en España más de 170.000 coches de más de quince años, los que deberían estar achatarrados. Mientras, en España las matriculaciones han caído en enero de este año un 5 por ciento, y en el País vasco, un 14 por ciento.

“Estoy preocupado. Las noticias no son buenas, hay que renovar los coches en España, donde la media supera los doce años”, ha insistido.

“Necesitamos una pausa y pensar qué queremos hacer. Una ley de cambio climático de carácter nacional, una política clara que diga que hay que renovar los vehículos, y una mesa de movilidad. Hace falta una política de Estado. Hay que proteger a las 17 fábricas que tenemos en España”, ha concluido.