Preacuerdo entre PSA y los sindicatos que salva la planta de Figueruelas

Preacuerdo entre PSA y los sindicatos que salva la planta de FigueruelasEntrada de la factoría de Opel en Figueruelas./EFE
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • El preacuerdo para el convenio colectivo de Opel España durará hasta 2022, pero con la condición de que la compañía diseñe un plan industrial que permita mantener “a plena capacidad” la producción de Figueruelas: 478.000 vehículos al año.

    PUBLICIDAD

    Así consta en el texto del citado preacuerdo que a partir de este martes y durante el miércoles comenzarán a votar en referéndum los trabajadores de Figueruelas (la mayoría de los de Opel en España), según sus turnos laborales.

    UGT ha emitido un comunicado en el que manifiesta una opinión positiva y ha enviado una carta a sus afiliados en la que destaca precisamente que ese plan industrial aparece recogido de tal forma que “su cumplimiento condiciona” el acuerdo.

    Era éste uno de los puntos cruciales para el comité de empresa porque se trataba de “garantizar la utilización de la planta en 478.000 vehículos” al año.

    PUBLICIDAD

    Se congelará el salario en 2018, y en 2019 y 2020 se revisarán sobre el 50%  del IPC

    Pero UGT reconoce que la propuesta “contiene esfuerzos para los trabajadores”, y estos provienen de la remuneración salarial.

    Se congelará el salario en 2018, y en 2019 y 2020 se revisarán sobre el 50 por ciento del IPC de ambos ejercicios. La revisión será hasta el 60 por ciento en 2021 y en 2022.

    Asimismo, los trabajadores dejan de disfrutar de cinco minutos de pausa, se rebajan los pluses un 5% y los pluses por calendarios especiales se irán reduciendo paulatinamente. Como señala UGT en una carta a los trabajadores, era “lo máximo” que podían aceptar.

    En materia de contratación, el preacuerdo refleja que el contrato relevo se aplicará a los nacidos en 1957, que más de 200 trabajadores y trabajadoras serán contratados indefinidamente y que otros tantos tendrán contratos a cuatro años.

    PUBLICIDAD

    Los eventuales actuales, unos 170, serán contratados estén o no en planta, mientras que para los que cumplan 61 años durante la vigencia del convenio se les dará un plan acordado de salidas. Por tanto, la firma del preacuerdo es “una decisión difícil”, asegura UGT, pero también “tremendamente responsable”. “Hacer hoy otra cosa sería llevar a todos a un callejón sin salida, o una salida mucho más dura que debemos y podemos evitar”, añade el sindicato en la carta, que lleva por título “Hoy decidimos nuestro futuro”.

    En esa misiva, UGT remarca que en sus previsiones industriales no aspira sólo al nuevo modelo Corsa de Opel, marca del grupo francés PSA, sino a nuevos productos, habida cuenta de que el Mokka dejará de fabricarse en la planta zaragozana en 2019.

    “El hueco que deja debe llenarlo PSA en contrapartida a nuestro esfuerzo”, subrayan en el sindicato. UGT termina su carta con la petición a sus afiliados de que acaten el acuerdo en referéndum.

    Tal y como señala, no pide “un esfuerzo en vano”; pide aceptar el acuerdo porque con él es posible “garantizar el futuro” y “superar el momento crítico” actual.

    Lambán pide “encarecidamente” a los empleados que apoyen acuerdo

    El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, pide “encarecidamente” a los trabajadores de la planta de Figueruelas que apoyen el preacuerdo laboral logrado y expresa su deseo de que los “sacrificios” de los empleados se vean “compensados” en el plan industrial del grupo PSA.

    Lambán pide a los trabajadores que mañana, en el referéndum al que se ha convocado a la plantilla de la fábrica para que acaten el acuerdo o lo rechacen, se decanten por la aceptación.

    Lo hace, apunta, “desde la convicción” de que los representantes sindicales han hecho “un excelente trabajo” en defensa de los intereses de los trabajadores, de manera que han logrado “el mejor acuerdo que cabía alcanzar”. Tal y como ha venido expresando estos días, “están en juego” no sólo las inversiones y la viabilidad de la fábrica de Opel, marca integrada en el grupo PSA, sino además el futuro de la industria auxiliar, que da empleo a unas 25.000 personas.

    “El preacuerdo significa la consolidación del sector del automóvil dentro de la industria aragonesa”, añade antes de apostillar que resulta, además, “un respiro para todos los aragoneses”. Pero Lambán subraya en sus declaraciones que espera que “los sacrificios” a los que han cedido los trabajadores “se vean recompensados en el plan industrial” del grupo automovilístico francés.

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®