UGT acusa al Gobierno de Sánchez de ‘pasarse de frenada’ o ‘conducir por las nubes’ en el sector del automóvil

UGT acusa al Gobierno de Sánchez de ‘pasarse de frenada’ o ‘conducir por las nubes’ en el sector del automóvilEl presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto con la Reina Letizia y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. EFE.

La federación de industria de UGT ha asegurado este viernes que el Gobierno parece “olvidar” al automóvil y su peso en la industria, por lo que ha rechazado las “pasadas de frenada” de algunos de sus ministros y se ha preguntado si es que no quiere implicarse o simplemente “conduce por las nubes”.

PUBLICIDAD

El secretario sectorial de Industria Automovilística de UGT FICA, Jordi Carmona, ha mostrado en un comunicado su “preocupación” porque las reiteradas demandas que le están planteando los diferentes agentes del sector “no se están abordando de forma coherente y consensuada”.

En su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez les está dejando de lado y está ignorando o rechazando “sin proponer alternativas viables” los planteamientos de UGT FICA.

Al respecto, le advierte de que desde el sindicato no van a consentir que “por dejadez o pasividad” los trabajadores del sector “queden abandonados a su suerte por la falta de una política industrial para el sector”.

PUBLICIDAD

En este línea, afirma que le resulta “del todo ilógico” que el Gobierno haya permitido al ejecutivo balear iniciar una “carrera de prohibiciones que canibalizan a los distintos tipos de vehículos y a las diferentes marcas poniendo en riesgo cientos de puestos de trabajo”.

El Gobierno socialista ha permitido al ejecutivo balear iniciar una “carrera de prohibiciones que canibalizan a los distintos tipos de vehículos y a las diferentes marcas poniendo en riesgo cientos de puestos de trabajo”, afirmar desde UGT

De la apuesta del Gobierno por los coches eléctricos ha afirmado que “obligar” a los ciudadanos a “apostar ciegamente” por éstos sin que exista una red de recarga a nivel nacional y sin ayudas a la compra es “una práctica de funambulismo visionario que difícilmente va tener éxito sin un acuerdo previo que implique a administraciones, empresarios y a eléctricas”. Aunque sin nombrarla, la ministra que más ha hablado y criticado al automóvil tradicional ha sido Teresa Ribera, que inició su particular cruzada antidiésel, provocando una fuerte caída en la venta de este tipo de coches y paros en las fabricas que los montan por la falta de demanda.

En esta línea, la central sindical reclama un plan de inversiones y ayudas que fomente la instalación en España de empresas de fabricación de baterías, ya que contribuiría a consolidar el tejido industrial del sector.

También Carmona exige al Gobierno un Pacto de Estado por la Energía, que permita abaratar los costes de ésta; la jubilación anticipada para los trabajadores de 60 años y la jornada de 32 horas como solución a “un excedente de empleo que se vislumbra en el sector”.

PUBLICIDAD

Por todo ello, el dirigente sindical hace un llamamiento a Pedro Sánchez para que “abra de una vez por todas” una mesa de diálogo en la que se discutan las medidas a adoptar a nivel estatal para transformar el sector manteniendo el nivel de empleo y la posición de España como referente mundial.