UGT Fica denuncia que el Gobierno de Sánchez crea incertidumbre a todos los trabajadores del automóvil

UGT Fica denuncia que el Gobierno de Sánchez crea incertidumbre a todos los trabajadores del automóvilTrabajadores de la planta de Renault en Valladolid

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT estudia emprender movilizaciones en el sector automovilístico con el objetivo de “clarificar los planes que el Gobierno planea para el sector, así como asegurar la presencia de agentes sociales en la adopción de medidas necesarias”.

PUBLICIDAD

La Federación planea también llevar a cabo estas medidas de presión para acabar “de una vez por todas con las filtraciones y globos sonda que se lanzan periódicamente desde el Gobierno y que crean incertidumbre entre las plantillas de empresas constructoras y de trabajadores de pequeños talleres y concesionarios”, ha explicado hoy el sindicato en un comunicado.

UGT FICA ha insistido en que las declaraciones reiteradas del Gobierno sobre las limitaciones futuras en la matriculación y adquisición de vehículos “perjudican gravemente al sector”.

La Federación ha recordado que las plantas existentes en España “no tienen capacidad de decisión en la elección de los modelos y productos que se fabrican” y por ello, ha recalcado, es “necesario ser muy prudentes y coordinar cuidadosamente las medidas destinadas a facilitar una transición ordenada y justa hacia el vehículo eléctrico”.

PUBLICIDAD

El secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, junto al secretario sectorial de Industria Automovilística, Jordi Carmona, y los secretarios generales de las secciones sindicales de UGT en todas las plantas de producción, han trasladado hoy en una carta al presidente del Gobierno su “preocupación” por la deriva generada en el sector.

Asimismo, en la misiva han instado a Pedro Sánchez a “adoptar medidas dirigidas a potenciar y transformar la industria del automóvil”, desde las necesidades formativas a la reforma del contrato de relevo, pasando por inversiones en infraestructuras y ayudas a la adquisición de vehículos y a la instalación de plantas de fabricación de baterías, entre otras.

El pasado martes, 13 de noviembre, fuentes del Ministerio para la Transición Energética informaron que la matriculación y venta de todos los vehículos ligeros que emiten de forma directa dióxido de carbono (los diésel, gasolina, híbridos o los propulsados por gas) estará prohibida en España a partir del año 2040.

Así se recogerá en la futura ley de Cambio Climático y Transición Energética que prepara el Gobierno, y que establecerá también que el sistema eléctrico español se debe basar exclusivamente en fuentes renovables en el año 2050, señalaron las fuentes. 

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®