Volkswagen Tiguan Allspace Sport 2.0 TDI 4Motion DSG7: el SUV monovolumen

Volkswagen Tiguan Allspace Sport 2.0 TDI 4Motion DSG7: el SUV monovolumenVolkswagen Tiguan Allspace./Volkswagen

Los todocaminos siguen ganando terreno a todo tipo de vehículos, como el Tiguan , ahora en el centro de su diana están los familiares de siete plazas.

PUBLICIDAD

Las cada vez menores ventas de monovolumenes en el canal particular -siempre les quedarán los de alquiler (rent a car) y los de empresas- han hecho a los fabricantes buscarles un sustituto.

¿Y cuál ha sido la mejor opción que se les ha ocurrido? Utilizar al socorrido todocamino o crossover para suplirles.

Son numerosas las opciones que hay ahora, en algunos casos ha bastado con alargarles las carrocerías -lo que no ha sido fácil para no romper con el diseño inicial- y en otros se ha creado un vehículo nuevo.

PUBLICIDAD

El primero de los casos ocupa al vehículo que ha analizado Efe, el Tiguan Allspace, que parte del Tiguan a secas y que es el primer SUV de Volkswagen en ofrecer siete plazas.

El primero ha crecido respecto al segundo en unos 20 centímetros, con lo que tiene una longitud de 4,70 metros, frente a los 4,50 del Tiguan.

20 centímetros más al espacio dedicado a los pasajeros de la segunda y la tercera fila

En el caso de la segunda, la puerta es más grande y su grado de apertura mayor, lo que facilita enormemente el acceso al vehículo de personas mayores o de niños. También la colocación de un sistema de retención infantil o de su ocupante.

La banqueta de esta segunda fila está diseñada para tres personas en una proporción 60:40. Se desplaza longitudinalmente unos 180 milímetros para dar más espacio al maletero o para que los dos ocupantes de la tercera fila puedan pasar a ella.

PUBLICIDAD

La colocación de un sistema de retención infantil es cómoda por la altura interior y porque el túnel central es menor que en otros vehículos, lo que facilita introducir al menor o que se pueda pasar de un lado a otro del automóvil sin salir de él.

De la tercera fila decir que su uso está más indicado para niños que para adultos, ya que éstos últimos deberán viajar con una posición de las rodillas más elevada de lo normal, lo que no es cómodo para desplazamientos largos.

Además, la altura al techo no es muy amplia para un persona de 1,80 metros por tener una configuración de butacas de teatro (las últimas están en una posición más elevada), lo que hace que un adulto roce con la cabeza la parte alta de la carrocería.

Un elemento a tener en cuenta que hace más agradable la vida a bordo al numeroso pasaje que se puede transportar es el techo panorámico y practicable.

Su amplio espacio acristalado deja pasar una gran cantidad de luz al interior, lo que se agradece para entretener a los niños y para dar menos sensación de chapa.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®