Siemens prevé 2.500 despidos tras caer el beneficio el 32%

Siemens prevé 2.500 despidos tras caer el beneficio el 32%

El grupo industrial y tecnológico alemán Siemens redujo en sus tres primeros trimestres de su actual año fiscal, que comenzó en octubre de 2015, el beneficio neto un 32 %, hasta 4.298 millones de euros, por la ausencia de extraordinarios por desinversiones del año pasado. Sin embargo, ha sido la división Process Industries and Drives la mayor causante de esta caída ya que redujo en los tres primeros trimestres los pedidos (2 %), la facturación (5 %) y el beneficio (28,2 %) por la débil demanda en industrias relacionadas con las materias primas, que no pudo compensarse con el crecimiento en los componentes de electricidad eólica.

PUBLICIDAD

Siemens señaló que hay exceso de capacidades en esta división por la debilidad de los mercados de petróleo, gas y otras materias primas, que hace que algunos clientes inviertan menos.

Siemens no ve perspectivas de mejora y quiere reducir en esta división 2.000 empleos en Alemania y en el extranjero 500.

Siemens informó hoy de que la facturación total de la multinacional alemana mejoró en el mismo periodo hasta 57.691 millones de euros, un 6,2 % más.

PUBLICIDAD

«Progresamos en la ejecución de la estrategia Vision 2020 y logramos de nuevo resultados convincentes en el tercer trimestre, especialmente en comparación con el mercado», dijo el presidente de Siemens, Joe Kaeser.

«Estoy orgulloso de mi equipo global, que proporcionó un resultado excelente, sobre todo respecto al crecimiento en un entorno de mercado cada vez más difícil», añadió Kaeser.

La entrada de pedidos se incrementó desde octubre pasado y hasta junio un 12,8 %, hasta 66.155 millones de euros.

Las acciones de Siemens subían un 4,9 %, hasta 101,55 euros, en las primeras horas de la sesión de tarde de la Bolsa de Fráncfort.

PUBLICIDAD

El aumento de los pedidos se produjo principalmente en las divisiones de Electricidad y Gas y en la de Renovables.

Entre ellos, grandes pedidos como una central eléctrica de ciclo combinado en EEUU (700 millones de euros), la ampliación de tres plantas termales en Bolivia (500 millones de euros) y otros encargos en Egipto.

Siemens dijo que en la división Power and Gas el exceso de capacidades crean un entorno de fuerte competitividad, lo que resulta en una mayor presión sobre los precios en la mayor parte de los mercados.

La división de renovables ha logrado un encargo de un parque eólico en el mar en el Reino Unido (1.400 millones de euros) y otro en Alemania (500 millones de euros).

Siemens revisó al alza sus pronósticos de beneficio por acción para el conjunto del año fiscal 2015-2016, que termina el 30 de septiembre, hasta entre 5.525 y 5.700 millones de euros (7.400 millones de euros en el ejercicio 2014-2015).

Siemens recordó en el balance que en junio firmó acuerdos vinculantes con Gamesa para fusionar el negocio de energía eólica de Siemens, incluidos servicios, con la empresa española, transacción que contribuirá a impulsar el crecimiento.

La empresa alemana tendrá un 59 % de las acciones de la empresa combinada.

Siemens ha reducido los gastos extraordinarios que en el pasado reducían su rentabilidad.

El director de Finanzas, Ralf Thomas, dijo al presentar el balance que Siemens está más cerca de lo pensado del objetivo en el programa de ahorro y que la reducción de costes de 1.000 millones de euros podría alcanzarse este año.