Telefónica ultima la venta de ‘algunos’ centros de datos al fondo Asterion

Telefónica ultima la venta de ‘algunos’ centros de datos al fondo AsterionEl presidente ejecutivo de Telefónica S.A, José María Álvarez Pallete, acompañado por la directora de Finanzas y Control, Laura Abasolo, y el consejero delegado, Ángel Vilá Boix (i). EFE /Rodrigo Jimenez

Telefónica ha anunciado que se encuentra en un «proceso avanzado» de negociación para la venta de «algunos» de sus «data centers» (centros de datos), que podría derivar en «una o varias transacciones», siendo el fondo de capital riesgo Asterion la opción más probable para el cierre de la operación.

PUBLICIDAD

De momento, la operadora no ha alcanzado acuerdo alguno sobre este asunto, según ha informado este miércoles en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Consejo de Administración de Telefónica se ha reunido hoy para aprobar, entre otros asuntos, los resultados del primer trimestre del año, según han informado a Efe fuentes cercanas a este órgano de gobierno, que han afirmado que lo normal es que en esta reunión se haya amparado un marco en el que se regule la venta de estos centros.

Las fuentes han explicado que la gestora de infraestructuras Asterion Industrial Partners es la opción más probable para el acuerdo, aunque prefieren no darla por segura en tanto no se cierre la operación, de lo que informarán oportunamente a la CNMV.

PUBLICIDAD

Los analistas consultados por Efe cifran esta operación en más de 500 millones de euros.

Hace dos meses Telefónica anunció a la CNMV que en el marco de «su política de gestión de cartera basada en una estrategia de creación de valor y posicionamiento estratégico» estaba explorando la posible venta de sus centros de datos.

Estos centros de datos son instalaciones seguras y debidamente acondicionadas donde se ubican los servidores y equipamiento necesarios para procesar grandes flujos de información con garantías de continuidad del servicio.

A grandes rasgos, cuando se habla de almacenar información en la nube, en realidad lo que se hace es guardarla en uno o varios de estos centros de datos, cuyos propietarios también alquilan espacio a otras compañías, para que éstas alberguen sus servidores.

PUBLICIDAD

En general, existe hermetismo en torno a esta operación sobre la que ninguno de los potenciales implicados quiere pronunciarse abiertamente, y tampoco la operadora.

Telefónica ha detallado que en el pasado contaba con 25 centros en 9 países, ocho de ellos en España, con el de la localidad madrileña de Alcalá de Henares a la cabeza, uno de los mayores del mundo, inaugurado en 2013 y en el que realiza la transformación de sus sistemas en Europa y ofrece servicios de «hosting» y «housing».

En Brasil, Colombia y Ecuador contaba con tres centros en cada uno de esos países, y con dos en Perú, Chile y Argentina, y con uno en México y otro en Miami (EEUU).

Los interesados en hacerse con estas instalaciones podrían ser grandes compañías especializadas en servicios de «hosting» y «housing» o firmas de capital riesgo.

En el Informe Integrado de Gestión de Telefónica de 2018, la compañía apuntó que 11 de sus 25 centros eran estratégicos para la operadora e indicó que los principales estaban en España, Brasil, EEUU, Chile, Perú y México.

Según su información, los once centros estratégicos cumplen con los principios internacionales Green IT de ecoeficiencia y sostenibilidad y disponen de infraestructuras eléctricas y de refrigeración que permiten reducir aproximadamente un 75 % el consumo energético propio de esas infraestructuras.

Así, la Eficacia media del Uso Energético (PUE, acrónimo en inglés) de esos centros es de 1,72, sobre una escala en la que 1,2 es muy eficiente y 3,0 muy ineficiente. El PUE del centro de Alcalá es de 1,3, según datos de Ferrovial Servicios, que opera y explota ele complejo.

La venta de centros de datos de Telefónica podría cerrarse antes de que la compañía presente el 10 de mayo sus resultados trimestrales y están en línea con la estrategia de otras grandes operadoras, como las estadonudidenses AT&T y Verizon, que en los últimos años han externalizado la explotación de estos centros a través de Brookfield y Equinix, respectivamente.