20 trenes de Renfe, con 2.500 pasajeros, atrapados por el temporal

20 trenes de Renfe, con 2.500 pasajeros, atrapados por el temporal

Renfe ve imposible que los afectados por la avería lleguen este sábado a sus destinos.

PUBLICIDAD

Renfe trasladará hasta Valencia los trenes afectados por la avería de la catenaria y detenidos en Benicarló y Castellón, mientras que los situados en Tarragona irán en dirección a Barcelona, tras constatar la imposibilidad de garantizar que lleguen esta noche a sus destinos iniciales.

Esta es la solución que ha hallado la compañía ferroviaria para hacer frente a las consecuencias de la avería del suministro eléctrico que se ha producido esta tarde entre las estaciones de Vandellós y Cambrils, en Tarragona, debido al temporal de viento.

En el caso de los viajeros del tren ubicado en Mont-roig serán transbordados por carretera hasta Valencia, según ha explicado Renfe.

PUBLICIDAD

La avería, que ha tenido lugar a las 16.45 horas, ha afectado a unos 2.500 pasajeros de unos 20 trenes del Corredor Mediterráneo.

Según Emergencias de la Generalitat Valenciana, en las estaciones de Castellón, Benicasim y Vinarós están parados tres trenes con un total de 1.100 pasajeros, ya que en uno de ellos viajan 600 personas y en cada uno de los otros dos, 250 pasajeros.

En un comunicado, la compañía ha asegurado que moverá los trenes hacia Valencia y Barcelona «debido a la imposibilidad de garantizar la movilidad de los clientes ya que técnicos de Adif no pueden garantizar una hora razonable de restablecimiento».

Durante la tarde, Renfe sólo ha podido gestionar un servicio alternativo con 4 autocares entre Cambrils y La Ametlla, en Tarragona, para los servicios de Rodalies de la R16.

PUBLICIDAD

La celebración de un torneo de fútbol internacional en Salou ha imposibilitado, según Renfe, encontrar autobuses suficientes para poder llevar a los clientes afectados a sus destinos, por lo que se ha optado por la otra solución.

Además, los viajeros que debían salir de Barcelona o de Valencia y Alicante no lo harán hasta que se solucione la avería, y se les ha ofrecido cambiar el billete para otro día, devolverles el dinero o esperar a la recuperación de la incidencia.