Airbus aspira a democratizar los taxis voladores en ciudades

Airbus aspira a democratizar los taxis voladores en ciudadesImagen que muestra el dron Ehang 216, un modelo biplaza no tripulado, durante su presentación este jueves en Viena (Austria). El Ehang 216, un dron que pretende revolucionar el transporte en las ciudades con un servicio de taxis voladores, puede albergar a dos personas, o hasta 260 kilogramos, y alcanza los 130 kilómetros por hora con una duración de vuelo mínima de 30 minutos. EFE/ Christian Bruna

Airbus aspira a democratizar los taxis voladores y el nuevo modelo de movilidad urbana que surge de la necesidad de descongestionar el tráfico, dado que en 2030 unas 5.000 personas vivirán en ciudades.

PUBLICIDAD

«No somos soñadores y no queremos cambiar todos los taxis y las inversiones que hay en el mundo para sustituirlos por vehículos que vuelan», sino ofrecer un servicio más rápido y fácil al centro de la ciudad», ha señalado este miércoles el jefe de Urban Air Mobility de Airbus, Eduardo Domínguez-Puerta.

El directivo ha recordado, en las jornadas de innovación de Airbus, que tanto las primeras bicicletas o coches como los teléfonos inteligentes eran «juguetes» para los ricos y, con el tiempo, se han democratizado.

Aunque es difícil predecir cuándo será una realidad, llegará más tarde o más temprano y «podemos planificar y preparar las ciudades para los futuros vehículos».

PUBLICIDAD

Según el directivo, es «increíble» observar la evolución que han tenido los datos en la planificación urbanística, que antes se realizaba con modelos teóricos y, ahora, gracias a la tecnología, se pueden tener en tiempo real los movimientos de la gente a través de los móviles o el GPS.

Domínguez-Puerta ha asegurado que hay un interés muy grande en las ciudades por construir esa estructura digital, donde sean capaces de integrar soluciones de movilidad ligadas a las motos, bicicletas, al transporte de autobuses público o a los trenes.

Las nuevas tecnologías van a mejorar el acceso y eso va a generar un aumento de la utilización, además de permitir disponer de una estructura digital que permitirá la planificación real de las ciudades y no la teórica, ha subrayado.

Airbus ya tiene una plataforma de reserva de helicópteros, denominada Voom, que conecta a los viajeros con compañías de taxis aéreos que cumplen con los controles de seguridad, en las ciudades más congestionadas del mundo, disponible actualmente en la Ciudad de México y São Paulo.

PUBLICIDAD

Aparte de abordar los desafíos asociados con la congestión del tráfico en las ciudades, Voom permite a Airbus sentar las bases de su visión a largo plazo de la movilidad aérea urbana en la que el transporte funciona con vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL).

A juicio del directivo, el mercado se abrirá mucho más allá del cliente que actualmente utiliza un helicóptero, un transporte que estaba tradicionalmente monopolizado por el segmento de lujo y que ahora se está abriendo a los «viajeros de negocios».

En su opinión, eso es el inicio hacia un público más general: «Vamos a ir aumentando esa democratización con las soluciones y plataformas actuales de helicópteros», señala que cuando cambien a nuevos vehículos, se reducirán los costes operativos y las tarifas serán más accesibles.

«Todo ese ecosistema virtuoso es lo que queremos continuar fomentando y, en un momento dado, hacer una ruptura tecnológica con nuevo vehículos».

En España, Airbus está empezando a activar el ecosistema y el directivo espera que, tras las elecciones, una vez que haya un poco más de estabilidad y una serie de presupuestos y políticas tecnológicas industriales, puedan hacer más cosas y «a crecer en competencia en operaciones y servicios», a través de coninversiones de fondos públicos y empresariales.

El grupo ha anunciado además, la firma de un acuerdo con SAS Scandinavian Airlines para la investigación de requisitos de infraestructura y ecosistemas de aeronaves híbridas y eléctricas.

La colaboración comenzará en junio de 2019 y continuará hasta finales de 2020.