Iberia descarta impacto alguno en el puente aéreo por el nuevo tren EVA

Iberia descarta impacto alguno en el puente aéreo por el nuevo tren EVALuis Gallego, Presidente de Iberia
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • El presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, se ha mostrado convencido de que el nuevo servicio de alta velocidad y bajo coste, bautizado como EVA, con el que Renfe prevé operar en el corredor Madrid-Barcelona a partir de 2019, no tendrá impacto en el puente aéreo entre ambas ciudades.Gallego ha explicado que, por la distancia que hay entre ambas ciudades, la cuota de mercado en la ruta que tienen el AVE (63%) y el avión “está estabilizada y es difícil que ambos modelos de negocio se roben mucho uno a otro“.

    PUBLICIDAD

    Además, el nuevo producto del puente aéreo que lanzó Iberia en 2017 con la colaboración de Vueling, “está funcionando muy bien”, ha asegurado Gallego en una conferencia telefónica para presentar los resultados de International Consolidated Airlines Group (IAG), matriz de ambas compañías.

    Aunque el presidente de Iberia prefiere ver primero en qué consiste la nueva marca de bajo coste de Renfe, se ha mostrado seguro de que la propuesta del puente aéreo de Iberia, ahora con más frecuencias y mejor producto, “es suficientemente atractiva para competir con la alta velocidad“.

    Iberia refuerza su puente aéreo

    Iberia no ve “un riesgo” en el nuevo modelo del puente, sino, al contrario, lo está reforzando, al ver que su base de clientes fieles “está estable”, ha agregado. Asimismo, Gallego ha considerado una “muy buena noticia” el hecho de que “otra vez se dinamice” el proyecto de una estación del AVE en el aeropuerto madrileño de Barajas.

    PUBLICIDAD

    El Ministerio de Fomento ha anunciado recientemente que sigue trabajando, junto con AENA, ADIF y Renfe, en las posibilidades de llevar el tren de alta velocidad AVE hasta el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Según Gallego, en España resulta “muy difícil” competir en el corto y medio recorrido tanto con los operadores de bajo coste como con la alta velocidad, por la extensión de su red.

    La dificultad de mantener el modelo de corta y media distancia hace que la alimentación del hub (centro de interconexiones) “no sea tan eficiente como debiera” y, como consecuencia, “no podamos crecer en el largo recorrido como nos gustaría”, ha precisado. Gallego ha recordado que Iberia siempre ha defendido que la alta velocidad debe estar conectada con la T-4 de Barajas, teniendo en cuenta que el 65 % de los pasajeros son de conexión.

    Por ello, todo lo que sea dar a estos clientes “una experiencia mejor que los hubs de nuestros competidores va a ser muy positivo”, ha agregado.

    PUBLICIDAD

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®