Madrid trabaja en una nueva ordenanza para ‘flexibilizar’ el sector del taxi

Madrid trabaja en una nueva ordenanza para ‘flexibilizar’ el sector del taxiUna de las protestas protagonizadas por los taxistas de Madrid.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha asegurado que está trabajando en una ordenanza del taxi para «flexibilizar» este sector que está «altamente regulado» y para que pueda «competir en igualdad de condiciones» con los vehículos de arrendamiento con conductor (VTC).

PUBLICIDAD

En un encuentro con medios para comprobar los trabajos de limpieza en las fiestas del Distrito Centro, Carabante ha apuntado este lunes que «la postura del equipo de Gobierno» en torno a los taxis y las empresas de VTC es «clara y siempre ha sido la misma». De todos es conocidos, el apoyo del Taxi a partidos como Unidas Podemos o Más Madrid en las elecciones, frente a los trabajadores de la VTC que se decantaban por el PP y Ciudadanos, que ahora gobiernan la capital con el apoyo de VOX.

«Debemos caminar o avanzar en la flexibilización de un sistema de los taxis altamente regulado. Lo que hay que hacer es flexibilizar esa regulación para poder competir en igualdad de condiciones con las VTC», ha precisado, acompañado por el concejal presidente de distrito de Centro, José Fernández Sánchez.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) emitió el pasado 4 de julio un informe sobre la ordenanza que el Ayuntamiento de Madrid tramita para regular los vehículos de arrendamiento con conductor (VTC) en la que señalaba que el borrador de esta normativa incluía normas discriminatorias para estos vehículos respecto al taxi.

PUBLICIDAD

Este organismo señalaba que la competencia sólo se puede limitar «por una razón imperiosa de interés general» siempre que no se puedan tomar medidas «menos restrictivas que permitan obtener el mismo resultado» y como alternativas a limitar a los VTC apostaba por la «fijación de peajes o impuestos, el establecimiento de restricciones de movilidad o el impulso al transporte público colectivo sostenible».

Preguntado al respecto, Carabante ha explicado que «la ordenanza de Manuela Carmena», exalcaldesa de la ciudad, en relación con las VTC ha recibido «numerosas alegaciones», entre ellas la de la CNMC, que dice que la ordenanza «contraviene la normas básicas de la competencia al no darse tres principios necesarios», es decir, «la justificación de la necesidad, la no discriminación y la proporcionalidad».

«Ahora estamos analizando ese informe de la Comisión para evaluar qué consecuencia tendría eso sobre la tramitación de esa ordenanza de las VTC», ha precisado. EFECOM

PUBLICIDAD