Los ingresos de los hoteles en Barcelona se desploman un 10% entre octubre y noviembre

Los ingresos de los hoteles en Barcelona se desploman un 10% entre octubre y noviembreManifestación de CC OO en Barcelona

El desafío separatista ha hecho mella en Barcelona, ciudad que ha perdido un 5,3% de turistas solo en noviembre, tras perder un 4% en octubre. Las consecuencias han hecho temblar la facturación de los hoteles, cuyos ingresos se han desplomado un 10% entre esos dos meses.

PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Barcelona calcula que la ciudad recibió un total de 14,5 millones de turistas en 2017, de los que 7,6 millones se hospedaron en alojamientos hoteleros. El concejal de Turismo, Comercio y Mercados, Agustí Colom, ha hecho esta estimación de la cifra global de turistas el año pasado, a falta de conocer los datos oficiales de diciembre recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre establecimientos hoteleros.

La cantidad calculada por Colom recoge tanto los visitantes que se hospedan en alojamientos turísticos, que queda constatada en el INE por las cifras que registran los hoteles, como los que lo hacen en apartamentos, pisos turísticos o en viviendas de familiares y de conocidos, que el concejal considera que dobla la de los hoteles.

Según el balance de la evolución de la actividad turística en Barcelona presentado este miércoles por el consistorio, el turismo creció un 3,2 % desde enero hasta noviembre de 2017, a pesar del descenso registrado en los últimos meses. En total, los alojamientos turísticos de Barcelona recibieron 7.148.177 de turistas hasta noviembre, mes en el que la afluencia de visitantes disminuyó el 5,3 % respecto al mismo mes de 2016 y se situó en los 539.296 turistas.

PUBLICIDAD

Este descenso de turistas en noviembre, que sigue al descenso del 4% del mes de octubre, ha supuesto una disminución del 10% de los ingresos de los alojamientos hoteleros durante este periodo, como consecuencia del ajuste de precios que han realizado para mantener la demanda.

Es por ello que el Ayuntamiento de Barcelona ha enfatizado que en 2017 la ciudad habrá ralentizado su crecimiento turístico, aunque el consistorio resalta que ha superado más rápido que otras ciudades europeas el impacto de los atentados terroristas en agosto. Para Colom, con un año que ha sido “complicado” para Barcelona por la situación política y económica, sobre todo por el “grave” atentado terrorista del pasado agosto, la capital catalana ha resistido “bastante bien” y ha sido capaz de recuperarse.

El consistorio ha sostenido que el efecto del contexto social y político desde el verano y, sobre todo, en agosto y octubre, ha moderado el crecimiento del turismo en Barcelona respecto al 2016, año en el que esta actividad económica registró “récords absolutos”.

Con un 2016 que fue “muy positivo y extraordinario” para el turismo en la capital, el concejal ha resaltado que Barcelona recibió 200.000 turistas más hasta noviembre de 2017 que durante el mismo periodo del año pasado y 500.000 más que en 2015. Colom ha defendido que esta disminución “leve” de los turistas, que ha recalcado que está “lejos” de las cifras “catastróficas” que desde ciertas instancias se difundían a partir del mes de octubre, se debe al trabajo conjunto que ha hecho el consistorio con los actores del sector y las medidas que ha desarrollado para dar confianza a los visitantes.

PUBLICIDAD

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®