El desafío separatista hace mella en el empleo en hoteles de lujo de Barcelona

El desafío separatista hace mella en el empleo en hoteles de lujo de Barcelona

Las consecuencias del desafío independentista en Cataluña se registran ya en el empleo. Los hoteles de lujo se aprietan el cinturón tras perder a los turistas con mayor poder adquisitivo y por tanto registrar un descenso de las ventas.

PUBLICIDAD

De momento, estos hoteles ya no realizan conversiones de contratos temporales a fijos, como ha hecho el Fairmont Rey Juan Carlos I. También se han realizado rescisiones de contratos por los efectos tan negativos del llamado ‘procés’. La no renovación de contratos temporales se han sumado también a algunos recortes, como la renovación de vestuario.

“Todo ello se explica por el ajuste presupuestario, ya que se desplomaron los ingresos en el último trimestre de 2017 tras una caída de reservas. Tampoco está asegurado en el Fairmont el cumplimiento del presupuesto de enero a marzo de este año”, han asegurado fuentes del mercado a Crónica Global. Los altos cargos corroboran esta versión. Un alto directivo de un hotel de cinco estrellas gran lujo ha asegurado que no se despedirá a nadie, pero no habrá conversión de contratos temporales a fijos. “¿Nos estamos apretando el cinturón? Rotundamente sí”, ha reconocido.

Golden Wheels, intermediario y transportista oficial de Emirates, ha señalado que los clientes de “alto nivel se han marchado”. “Un turista con dinero huirá de la inestabilidad. Número uno, porque suele vivir en un entorno sin sobresaltos. Huye del riesgo. Y dos, porque le es igual Barcelona que Londres, París o Dubái”, ha señalado, por lo que el turista obtendrá buenos servicios. “Si no los tiene aquí, evitará el destino”, ha indicado un portavoz de la firma.

PUBLICIDAD

Caída de ventas y eventos por el desafío separatista

La caída de ventas es una realidad en Barcelona. El consejero delegado de NH Hoteles, Ramón Aragonés, ha dicho que en su grupo el “impacto ha sido relevante”, de aproximadamente 2 millones en resultado bruto de explotación (ebitda) y que aunque 2018 ha empezado mejor “si vuelve a haber confrontación, impactará directamente en la cuenta de explotación”. El presidente del grupo Hotusa, Amancio López Seijas, ha afirmado que en Barcelona no registraron una caída de actividad después del atentado de agosto, pero sí desde el 1 de octubre, en que se celebró el referéndum, hubo “un desplome”, que “ha continuado hasta diciembre”, si bien en enero la “caída es menor”.  El consejero delegado para la región Europa, Asia y África (EMEA) de Barceló, Raúl González, ha indicado que en su caso ha habido una caída en la celebración de eventos en Barcelona del 6%, cuando se venía de crecer el 22%.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®