El turismo caerá por primera vez desde 2009

El turismo caerá por primera vez desde 2009Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo de Sánchez.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha estimado que 2018 concluirá con la visita de 81,2 millones de turistas extranjeros, un 0,8 % menos que el año pasado y que marcó el récord de 81,9 millones de personas, lo que supone el primer descenso desde el año 2009.

PUBLICIDAD

El sector ha encadenado ocho años consecutivos de incrementos en cuanto a la visita de turistas internacionales, entre 2010 y 2017.

La racha alcista se quebrará a finales de año. Este cambio de tendencia se ha justificado por el menor dinamismo de los principales mercados emisores, la recuperación de los destinos competidores en el Mediterráneo y la crisis institucional en Cataluña, la principal comunidad autónoma de destino que absorbe casi la cuarta parte del flujo de turistas.

A diferencia de lo que va a ocurrir este año con las llegadas, el gasto efectuado por estos visitantes en España seguirá la senda alcista.

PUBLICIDAD

La previsión en cuanto a este desembolso adelantada hoy por la ministra refleja que el año se cerrará con 89.440 millones de euros, lo que supone un 2,8 % más que en 2017.

En este apartado, la subida se moderará este año puesto que en 2017 el gasto de los turistas extranjeros repuntó un 12,4 % en comparación con 2016.

La titular del departamento de Turismo ha destacado hoy que estos datos suponen la “normalización en los flujos con un incremento de la calidad de los turistas”.

En el acumulado de los ocho primeros meses del año (a falta de los datos oficiales de septiembre) han visitado España 57,3 millones de turistas internacionales, una cifra similar al mismo periodo de 2017 (un 0,1 % menos), con un gasto total de 62.230 millones, un 2,8 % más.

PUBLICIDAD

El presidente de Exceltur, José Luis Zoreda, indicó a finales de septiembre en la presentación de un estudio elaborado por el Consejo General de Economistas que el turismo se está desacelerando en España, pero que en ningún caso se trata de un derrumbe.

Zoreda explicó que este comportamiento del sector se debe al menor dinamismo de los principales mercados emisores y a la recuperación de los destinos competidores (Turquía, Túnez o Egipto).

Entre enero y agosto, el gasto medio por turista se situó en 145 euros, un 6,5 % más que en el mismo periodo de 2017, en tanto que para el último trimestre el Gobierno prevé que los turistas extranjeros se gastarán 17.539 millones, un 3,4 % más que en el cuarto trimestre del año pasado.

Según el informe trimestral de Coyuntur, entre octubre y final de año se espera la llegada de 15,3 millones de visitantes, un 2,2 % menos que en el mismo periodo de 2017, que registró 15,6 millones de turistas.

Maroto, no obstante, ha calificado estos datos como “muy positivos” y que mantienen a España “como un gran país receptor de turismo”.

Cataluña y Baleares, por este orden los destinos principales por comunidades autónomas, acusaron sendos descensos en el número de turistas hasta agosto y en comparación con los ocho primeros meses de 2017.

En el caso de Cataluña, la principal autonomía en número de llegadas con el 23,4 % del total hasta agosto, el número de visitantes descendió un 5,5 % en ese periodo, en tanto que el gasto de los visitantes se disparó un 6,6 %.

Según Reyes Maroto, en Cataluña “la inestabilidad política es un hecho y un motivo para que vengan menos turistas internacionales”.

La ministra ha confirmado hoy que desde Turespaña se ha reforzado en el exterior la campaña de mercadotecnia de Cataluña como destino, con 196 actuaciones.

Asimismo, ha recordado el “compromiso” del Gobierno para “recuperar la normalidad institucional” en Cataluña.

En cuanto a Baleares, Maroto ha dicho que se trata de un caso “distinto” al catalán y ha comunicado que su departamento está trabajando conjuntamente con la administración autonómica para “evitar congestiones, mejorar el destino y el modelo” de turismo.

Ha afirmado que el modelo para Baleares es una apuesta “por la calidad más que por la cantidad” debido, ha añadido, a que se trata de un destino “con espacio limitado”.

Con respecto a las últimas lluvias torrenciales en algunas zonas de la isla, Maroto ha comentado que no tendrían por qué afectar al flujo final de turistas hacia Baleares a cierre del año.

La ministra ha informado también de un “fortalecimiento” del turismo rural, que hasta agosto ha acumulado un incremento del 2,7 % en el número de pernoctaciones.

También ha resaltado los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social del sector en el mes de septiembre, que han supuesto un incremento del 3,7 %, hasta más de 2,5 millones de trabajadores.

El dato, según Turespaña, supone el 13,2 % del total de afiliados en la economía nacional.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®