Los inversores no se fían de Lucena, el presidente elegido por Sánchez, y Aena cae casi un 5% en el IBEX 35

Los inversores no se fían de Lucena, el presidente elegido por Sánchez, y Aena cae casi un 5% en el IBEX 35Maurici Lucena, ex portavoz del PSC y ex trabajador de Banco Sabadell, nuevo presidente de Aena

No ha gustado nada en Bolsa el nuevo plan estratégico 2018-2022 de Aena del presidente elegido con el cambio de Gobierno de Sánchez, el socialista catalán, Mauri Lucena. Los inversores responden vendiendo acciones y el valor ha perdido un 4,74%.Aena ha presentado hoy su nuevo plan estratégico 2018-2022 diseñado por el equipo del presidente nombrado a dedo por Pedro Sánchez en julio, tras el alsalto al poder mediante la moción de cesura a Rajoy con el apoyo de populistas y nacionalistas.

PUBLICIDAD

Aena ha caído con fuerza en Bolsa, casi un 5%, 6,95 euros menos para un título que ha cerrado a 139,75 euros, mostrando así inversores y accionistas su decepción con el equipo direrctivo de Maurici Lucena, miembro del PSC catalán y que trabajaba en el Banco Sabadell antes de ser uno de los elegidos por Sáncher para la purga de cargos en las empresas públicas.

Y es que el mercado no se ha creído ninguna de las palabras de Lucena. Dice el socialista catalán que Aena tiene el objetivo de consolidar su “fuerte crecimiento” e impulsar nuevas líneas de negocio “generadoras de valor”.

Lucena ha subrayado, en una rueda de prensa, que es la primera vez que Aena presenta tanto un plan estratégico que comparte con los analistas, inversores y medios de comunicación, como hace públicas sus proyecciones financieras.

PUBLICIDAD

Ha destacado que la posición de partida de Aena para afrontar sus futuros retos es de una compañía “sólida, eficiente y rentable” y, además, el lanzamiento del plan se produce en un contexto prometedor para el transporte aéreo. Las previsiones apuntan a que el tráfico aéreo global se duplicará en los próximos veinte años.

En cuanto a la incertidumbre generada por el ‘bréxit’, ha confiado en que “se alcance una solución satisfactoria para ambas partes porque un ‘bréxit’ desordenado es un escenario muy complejo que esperamos que no se produzca”.

No obstante, se ha mostrado convencido de que las aerolíneas no perderán sus derechos de vuelo “en ningún caso”, ya que espera que en el peor de los escenarios “se fijará una solución temporal que permita la transición a la nueva situación”.

El ‘bréxit’ podría afectar a Aena por tres aspectos: los posibles cambios en los controles a los pasajeros, el efecto en la demanda de tráfico desde el Reino Unido y el impacto financiero de la devaluación de la libra por su participación en el aeropuerto de Luton.

PUBLICIDAD

Lucena ha explicado que el plan se articula en nueve líneas de actuación que giran en torno al negocio regulado de Aena, asociado a la actividad aeronáutica, y al no regulado.

Para el primero, la estrategia de Aena se centra en consolidar su liderazgo, dotando a los aeropuertos de mayor capacidad, tarifas competitivas y una mejora de los niveles de calidad de servicio.

En cuanto al no regulado, la estrategia se enfoca en la diversificación y búsqueda de nuevas oportunidades, a través del rediseño y optimización de los servicios comerciales, el desarrollo de proyectos inmobiliarios y el impulso a la expansión internacional.

Según Lucena, la capacidad de los aeropuertos es una de sus principales ventajas competitivas, por lo que el plan incluye la ejecución de todas las inversiones recogidas en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) 2017-2021 (2.185 millones de euros) y comenzar a planificar el escenario posterior.

Por otro lado, se trabajará en el desarrollo de soluciones tecnológicas para mejorar la experiencia del pasajero a su paso por las instalaciones, así como optimizar los procesos, maximizar la capacidad y reducir los costes.

El plan recoge, asimismo, medidas para minimizar la huella ambiental, algo necesario para poder garantizar un crecimiento sostenido del tráfico.

Otra de las líneas del plan es el rediseño y optimización de la oferta comercial, ya que, aunque hay un aumento de los ingresos comerciales, “todavía se aprecian oportunidades de negocio que hay que aprovechar”, ha indicado.

En cuanto al desarrollo inmobiliario, Aena, que cuenta con importantes activos principalmente en los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, aportará el suelo o derecho de uso y contará con socios privados que aporten la financiación y el conocimiento. El inicio del proceso de selección de socios está previsto para la segunda mitad de 2019.

Para el presidente de Aena, los desarrollos inmobiliarios de los aeropuertos de Madrid y Barcelona “son, sin ninguna duda, los dos más importantes que se producirán en España en los próximos 20 años”.

Aena también tiene por objetivo dar un nuevo impulso a su expansión internacional, partiendo de una posición “privilegiada”, al estar presente en 16 aeropuertos fuera de España.

El plan contempla la consolidación y desarrollo de los activos ya operados mediante la extensión o renovación de las concesiones (Luton, México y Colombia), además de prestar atención a la aparición de oportunidades para la adquisición de nuevos activos.

Le interesan proyectos tanto Latinoamérica y Europa, donde actualmente sigue de cerca la quinta ronda de privatización de aeropuertos en Brasil y mira a Sofía (Bulgaria), además de explorar otros que resulten atractivos en zonas como Asia, Oriente Medio y Norteamérica.

En cuanto a la gestión, Aena se plantea la necesidad de disponer de recursos para acometer los retos futuros, apoyando la transformación digital, trabajando en la retención de talento, potenciando la formación para el desarrollo de capacidades y definiendo una estructura organizativa óptima, ha añadido Lucena.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®