Álvaro García-Capelo : «Si cayéramos de los 8.500 puntos pediría precaución»

Álvaro García-Capelo : «Si cayéramos de los 8.500 puntos pediría precaución»

El analista de XTB Álvaro García-Capelo repasa la actualidad de la bolsa española para Capital, y los últimos problemas en Inglaterra con el Brexit y la caída de la libra.

PUBLICIDAD

Este jueves Álvaro García-Capelo ha analizado la situación actual del mercado y la bolsa española, «llevamos un tiempo moviéndonos en el Ibex en un rango de 300 puntos, si viéramos una caída de los 8.500 puntos solicitaría un poco de precaución a los inversores porque resultaría que la situación no está tan tranquila del todo como parece».

El analista de XTB ha entrado a valorar también la situación de Cellnex y la preocupación que existe a su alrededor. «Lo que necesitan es limpiarse un poco esta imagen que han perdido, parecía que estaba todo bastante avanzado con Telefónica y ahora ha sido todo de un día para otro, nadie se lo esperaba y van a tener que buscar otro posible comprador y habrá que ver hacia dónde van estas nuevas negociaciones. Ahora precaución, como ya hemos tenido una mala experiencia no movamos un dedo hasta que pase nada».

«La libra seguirá dando problemas»

En cuanto a la situación en Inglaterra a día de hoy es claro, «no esperamos gran cosa, gran parte de los grandes movimientos ya se han realizado, y ahora tenemos que ver qué posición toma Europa ante este Brexit, más o menos agresiva, y hay que ver cómo van surgiendo las negociaciones, habrá que esperar porque aún es todo difícil de vislumbrar».

PUBLICIDAD

García-Capelo considera que la libra seguirá dando problemas, aunque apunta que «también es positivo por todo el tema de importaciones, siempre que traigamos cosas de Inglaterra. Además ellos también deben de hacerse competitivos, habrá que ver si al final este resultado es positivo por el tipo de cambio, es un arma de doble filo. Creo que tardaremos algo de tiempo en ver qué pasa».

Positivismo

«Esperemos mejores noticias a partir de ahora, hemos visto algún susto, algunas cosas también positivas, pero no están siendo alentadores. Es cierto que hemos tenido el verano de por medio, que no suele ser el mejor trimestre del año, y ahora veremos con la campaña de Navidad si las cosas van poco a poco mejorando o no. Sobre todo por ver si el consumidor gana un mayor poder de compra».