La CNMV: la caída de Banco Popular no incrementó el estrés al IBEX 35

La CNMV: la caída de Banco Popular no incrementó el estrés al IBEX 35 Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Mercados
  • Bolsa
  • Deuda
  • Divisas
  • Materias primas
  • Los niveles de estrés en el mercado de bonos aumentaron junto a la volatilidad debido a una caída de la liquidez, pero no así al IBEX 35. En el segundo trimestre del año continuaron bajos e incluso mejoraron ligeramente “a pesar del proceso de resolución del Banco Popular”.Esta es una de las conclusiones del indicador de riesgos que hoy ha publicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que añade que, en concreto, este índice se situaba en un 0,19 a finales de junio.

    PUBLICIDAD

    Por segmentos, “el mayor nivel de estrés se observa en el mercado de bonos, en el que se ha producido un incremento de la volatilidad y una disminución de la liquidez durante los últimos meses”, explica el supervisor de los mercados.

    En el trimestre no se ha observado aumento apreciable alguno del nivel general de estrés y tampoco, a pesar del proceso de resolución del Banco Popular y el episodio de alta volatilidad que afectó a continuación a la cotización de una entidad financiera de menor tamaño, en el segmento de intermediarios financieros (principalmente bancos) o en el de renta variable no financiera.

    Este índice proporciona “una medida en tiempo real del riesgo sistémico en el sistema financiero español, que oscila entre 0 y 1 y se obtiene mediante agregación ponderada de los niveles de estrés estimados en los seis segmentos siguientes: renta variable, renta fija, intermediarios financieros, mercado monetario, derivados y mercado de cambios”, explica la CNMV. Si el indicador se sitúa por debajo de 0,27, el estrés es reducido, mientras que valores entre 0,27 y 0,49 corresponden a un estrés intermedio, y por encima de 0,49, a un estrés elevado.

    PUBLICIDAD

    En cuanto al futuro, el informe añade que entre las circunstancias que pueden traducirse en un cambio del escenario macrofinanciero destacan las relacionadas con las fuentes de incertidumbre política.

    En esta parcela cabe señalar las dudas, aunque menores, que todavía genera el Gobierno de EEUU y, sobre todo, el proceso de negociación de salida del Reino Unido de la UE, pues todavía no se puede descartar un “brexit” duro. Por su parte, los procesos electorales previstos en varios países europeos para este año se han ido resolviendo “en sentido favorable a la continuidad e incluso la revitalización del proyecto europeo, lo que ha originado un descenso significativo de la incertidumbre de los agentes”, explica.

    Finalmente, destaca la relevancia del momento y la intensidad con la que el BCE comenzará a modificar el rumbo de su política monetaria, por sus consecuencias sobre las entidades bancarias y sobre los agentes que aún están muy endeudados, finaliza el informe.

    PUBLICIDAD

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®