Deoleo bajará 50 veces el valor nominal de sus acciones para salir de quiebra

Deoleo bajará 50 veces el valor nominal de sus acciones para salir de quiebraDeoleo tiene en propiedad, entre otros, el aceite Carbonell.

La aceitera Deoleo propondrá el próximo 3 de junio en junta de accionistas una reducción de capital para recuperar el equilibrio patrimonial y salir de la quiebra técnica, operación que supondrá reducir el valor nominal de sus acciones en 50 veces, de 0,1 a 0,002 euros.

PUBLICIDAD

Así figura en la documentación enviada hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que incluye el orden del día de cara a la junta y varios informes sobre retribuciones, comisiones y los servicios de auditoría.

Precisamente, la compañía ha informado de que en 2018 abonó 636.000 euros por sus servicios a Deloitte, que dejará de ser su auditor debido a que su vinculación con la aceitera cumple el plazo máximo de duración previsto por la normativa (10 años), por lo que someterá a votación su sustitución por Ernst & Young (EY).

Deoleo entró en quiebra técnica -es decir, su patrimonio neto se situó por debajo de la mitad de su capital social- después de cerrar el ejercicio 2018 con pérdidas de 291 millones de euros, de las cuáles 238 millones procedieron del ajuste a la baja del valor de sus activos.

PUBLICIDAD

Para salir de esta situación, el consejo de administración de la compañía plantea a los accionistas reducir el capital social en 137,67 millones de euros, hasta dejarlo en 2,81 millones de euros.

Además, la junta también votará la propuesta de aplicar las reservas de la sociedad a la compensación de las pérdidas acumuladas.

Esta medida se dirige a garantizar que tras la operación, la reserva legal no supere el 10 % del nuevo capital social.

Aunque no hay una fecha exacta, la reducción de capital espera ejecutarse «tan pronto como sea posible» tras la junta de accionistas, según estas mismas fuentes.

PUBLICIDAD

En la documentación, los responsables de Deoleo cifran en más de 250 millones de euros la deuda a cobrar por la sociedad a los hermanos Jesús y Jaime Salazar, aunque este importe está provisionado debido a que su recuperación es «dudosa».

El llamado «caso SOS-Cuétara» se encuentra en la Audiencia Nacional pendiente de que arranque el juicio que analizará la actuación de los Salazar -acusados de delitos de apropiación indebida y estafa, entre otros- entre 2007 y 2009, cuando todavía dirigían dicha compañía, hoy llamada Deoleo.

Las acciones de la aceitera cotizaban hoy levemente por debajo de los 6 céntimos, casi una tercera parte del precio que se pagaba en el mercado hace justo un año (17 céntimos).

A nivel de gobierno corporativo Deoleo ha vivido semanas convulsas después de que a finales de febrero cesara como presidente y consejero delegado al italiano Pierluigi Tosato, quien continúa en la empresa como vocal de este mismo órgano.

Miguel Ibarrola fue elegido como su sustituto, pero menos de un mes después presentó su dimisión por motivos de salud y fue reemplazado por Ignacio Silva, cuyo nombramiento se hizo oficial el pasado 12 de abril. E