El IBEX 35, sin factores positivos, sigue a la baja

El IBEX 35, sin factores positivos, sigue a la bajaPanel del IBEX 35 en la Bolsa de Madrid.

El IBEX 35 ha cerrado con un descenso del 0,63 %, con los inversores de nuevo inquietos por el devenir de la guerra comercial entre EEUU y China y con dudas renovadas sobre el sector bancario y el energético.

PUBLICIDAD

El IBEX 35 ha terminado la jornada con un recorte de 58,50 puntos, el 0,63 %, que lo sitúan en 9.225,70 puntos. Desde el inicio del año gana un 8,03 %.

Las conversaciones comerciales entre las dos grandes potencias del mundo no avanzan porque Donald Trump dice que los chinos no están comprando los productos agrícolas comprometidos y el gigante asiático cree que no ha habido movimientos americanos para paralizar las sanciones a Huawei.

A ello se une que tras una primera mitad del año muy favorable para la bolsa americana, con los índices en máximos históricos, los inversores están tomando beneficios, coincidiendo con el arranque de la temporada de resultados, según los analistas de Renta4.

PUBLICIDAD

El tono mixto de esos resultados explica el cierre en negativo del miércoles en Nueva York, tónica que se repite en esta sesión en la apertura.

Esta mañana el cierre de Asia tuvo igualmente color rojo, inducido por los renovados temores en torno a la guerra comercial, con recortes destacados en Japón (1,97 %), en China (0,95 %) y en Hong Kong (0,46 %).

Y ha pesado también en Europa, donde las principales plazas han cerrado en negativo salvo Milán, que ha terminado plano. Fráncfort ha caído el 0,92 %, Londres, el 0,56 % y París, el 0,38 %.

La caída en la cotización de ACS ha arrastrado a su participada alemana Hochtief, que ha bajado el 8,83 %, después de que la filial australiana CIMIC presentara el miércoles unos resultados muy por debajo de las expectativas del mercado, que han llevado a Macquaire a rebajar la recomendación sobre la compañía.

PUBLICIDAD

El sector bancario ha recibido otro jarro de agua fría, porque UBS ha revisado a la baja sus expectativas, con lo que se suma a las que han hecho en los últimos días otros bancos de inversión.

Los peores resultados de la jornada entre los bancos han sido los de Santander, que ha cedido el 1,83 %, seguido de Bankia, que ha caído el 1,68 %, Bankinter el 1,11 % y BBVA, el 1,01 %. Sólo se ha salvado de esta corriente Sabadell, que ha subido el 0,28 %.

También ha habido nuevos recortes de perspectivas por parte de Goldman Sachs para Enagás y Red Eléctrica, sobre las que pesa la posibilidad de una caída en las retribuciones por el transporte de la luz y el gas. Sus cotizaciones han caído menos de medio punto porcentual.

Esta jornada se ha colado un tema nuevo en los foros de analistas porque el Banco Central Europeo podría estar planteándose revisar el objetivo de inflación (en torno pero por debajo del 2 %) dado que pese a la artillería utilizada desde la crisis (rebajas de tipos, inyecciones de liquidez y compras de deuda) no ha conseguido situar el crecimiento de los precios en esos niveles.

Ya lo había avanzado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en la presentación del Informe Anual de 2018, a finales de mayo pasado, donde escribió que el recurso a alternativas como la elevación del objetivo numérico de inflación o la fijación de una meta relativa al nivel de precios planteadas recientemente tienen «costes e inconvenientes». Habrá que esperar a que el BCE se pronuncie.

Tras ACS, las caídas más destacadas han sido las de Indra (4 %) y Mediaset (3,07 %), al tiempo que las mayores subidas las han registrado Masmovil (1,45 %), Inditex (1,33 %), Grifols (1,19 %) y Endesa (1,05 %).

En el mercado de deuda, el bono español a 10 años se paga al 0,396 % y el alemán al -0,315 %, ambos por debajo de la víspera, y la prima de riesgo se coloca en 71 puntos básicos.

El Brent acumula su cuarta sesión a la baja y se paga a 61,78 dólares por barril, con un recorte del 7,4 % desde el viernes anterior y el euro sube levemente hasta 1,122 dólares.