¿En qué invertir el Gordo de Navidad?

¿En qué invertir el Gordo de Navidad?Los cinco primeros premios por décimo de la Lotería de Navidad

Quedan apenas dos semanas para el esperado Gordo de la Lotería de Navidad. Es el sorteo más importante del año, con el reparto de 2.380 millones de euros, ya que Loterías se queda el 30%, y hay que recordar que Hacienda el 20% siempre y cuando el premio supere los 2.500 euros.

PUBLICIDAD

La rifa más importante del año se compone de un total de 170 millones de décimos, es decir, 170 series de cada uno de los 100.000 números que entrarán en el bombo. El premio más alto, llamado popularmente ‘El Gordo‘, consta de 400.000 euros por décimo. Hay un segundo premio, con 125.000 euros por décimo, y un tercero, dotado con 50.000 euros por décimo. También tienen premio los dos cuartos, con 20.000 euros por décimo, y ocho quintos, con 6.000 euros por cada décimo.

Pero además, hay 100 euros al décimo por cada uno de los 1.794 décimos de la pedrea. Asimismo, también tienen premio el número anterior y posterior al primer, segundo y tercer  números premiados, dotados con 2.000 euros al décimo, 1.250 y 960, respectivamente. Las centenas de los tres primeros premios se pagan a 100 euros (en total hay 297),  mientras que las 198 centenas de los cuartos y quintos se abonan a 100 euros por décimo. Los 297 números cuyas dos últimas cifras sean las mismas que los tres primeros premios reciben también 100 euros. El reintegro, un total de 9.999 números, alcanzará los 20 euros por décimo.

El próximo viernes 22 los ojos de quienes tengan su número ya comprado estarán puestos en el Teatro Real de Madrid. Las botellas se descorcharán y los periodistas buscarán las administraciones agraciadas. No obstante, horas después de la celebración tocará decidir qué hacer con el premio, más si es el Gordo de la Lotería de Navidad.

PUBLICIDAD

Hacienda recauda la friolera de 79.500 euros por cada décimo premiado con el Gordo

Lo primero que habrá que hacer es entregar a Hacienda su parte, en concreto el 20% menos los primeros 2.500 euros, que están exentos. Así lo recuerda Meigatrader, premio del público a la mejor tuitera de Bolsalia 2014, a preguntas de Intereconomia.com. De esta forma, un agraciado con El Gordo tendrá en su mano 400.000 euros, pero tras pasar por la caja de Cristóbal Montoro se quedará con un neto de 320.500 euros, es decir, Hacienda recauda la friolera de 79.500 euros por cada décimo premiado con el primer premio. “Sería un pago con gusto porque la ganancia es importante”, ha considerado.

En caso de que el agraciado carezca de conocimientos financieros, recomienda asesorarse por un profesional, que debe tener en cuenta el perfil del ganador del premio. En su caso, y diferenciando las circunstancias personales y económicas de cada uno de los miles de casos en España, indica que haría lo siguiente:

Se parte de 320.500 euros netos. A su juicio un 5% iría destinado a “caprichos inmediatos” y un período de descanso para “saborear” el premio, mientras la cabeza piensa dónde será el destino del resto del dinero. En concreto, este período vacacional se comería 16.000 euros.

El 30% del premio neto, es decir, 96.000 euros, podría destinarse a la compra de un Maserati.

PUBLICIDAD

Mientras que el otro 65%, un total de 208.000 euros iría a parar a la compra de plazas de garaje para alquilarlas después y obtener un rédito, por lo que habrá que declararlo ante la Agencia Tributaria, lo repartiría también entre fondos de inversión o directamente en Bolsa. En concreto, cerca de 100.000 euros podrían ir a acciones con un buen dividendo y con la vista puesta a largo. La otra mitad, iría destinado a operar en el mercado intradiario o a corto plazo y tratar de obtener un 5% como mínimo en cada entrada. Otra de las opciones sería comprar lingotes de oro.

Selfbank ha propuesto su lista de inversión

Tapar agujeros.- Esta es la frase más escuchada después de que los niños de San Ildefonso canten El Gordo de Navidad. A la hora de cubrir deudas pendientes muchos se decantan por hacer frente al pago de la hipoteca, créditos, etc. “Es conveniente planificar las finanzas y amortizar primero aquellas deudas que conllevan un tipo de interés más elevado”, asegura Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.

Invertir en bienes inmuebles.- Invertir en activos líquidos como viviendas, vehículos, arte, etc., es otra de las opciones. Según Loterías, un 41% de los españoles que participan en este sorteo extraordinario destinarán su dinero a la compra de una casa frente al 31% que lo invertirá en un coche.

Depósitos, acciones y bonos.- Diversificar los millones ganados es una buena opción. Se puede optar por depósitos, acciones, bonos, repartiendo el patrimonio entre elementos más conservadores y con una menor rentabilidad como los depósitos, y destinar el resto de la cuantía a otros productos para crear una cartera de inversión que produzca una rentabilidad a largo plazo. Hay que tener especial precaución a la hora de invertir en activos muy volátiles y que están en auge como el bitcoin y otras criptomonedas. Dentro de la diversificación, también es conveniente reservar una parte de la cuantía en líquido para poder hacer frente a imprevistos.

Cuentas bancarias.- En aquellos casos en los que los afortunados hayan ganado cantidades elevadas pueden repartir el dinero entre diferentes cuentas corrientes, cuentas remuneradas o depósitos en diferentes entidades bancarias, aprovechando así la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos que avala hasta 100.000 euros por cliente y entidad, y beneficiándose de las promociones que cada entidad realizada a la hora de captar nuevos clientes.

Deuda pública.- Quizás esta sea una opción conservadora y que no supone una alta rentabilidad; sin embargo, da tranquilidad y reportaría una cuantía fija todos los meses y sin apenas asumir riesgos.

Caprichos.- Darse un capricho también es importante, aunque el coste de este no debería exceder del 10% del total del premio obtenido, según recomiendan desde Self Bank.

“Los afortunados deben mantener la calma antes de tomar ninguna decisión económica. Lo más conveniente es establecer una planificación financiera que responda tanto a las necesidades económicas de cada uno, es decir, si tiene deudas o hipotecas, etc., pero también a su perfil financiero, para de este modo conocer si es más conveniente realizar una inversión más conservadora o arriesgada”, explica Victoria Torre.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®