Las tres opciones de los accionistas de Iberdrola para cobrar el dividendo complementario

Las tres opciones de los accionistas de Iberdrola para cobrar el dividendo complementarioEl presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (c), en la Junta de Accionistas de la compañía eléctrica de 2019.- EFE/Luis Tejido.

Iberdrola abonará hasta 1.248 millones de euros en dividendo complementario. Los accionistas de la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán tienen tres opciones para cobrar, opciones que no son excluyentes, pues puede elegir una de las alternativas o combinarlas según sus preferencias.

PUBLICIDAD

Iberdrola abonará un máximo de 1.248 millones de euros en el dividendo complementario con cargo a 2018, que pagará el 1 de agosto y que será de 0,20 euros brutos por acción, dentro de su programa de retribución flexible, que permite percibir el dividendo en efectivo o en títulos de la compañía.

Este dividendo se sumará a los 0,151 euros brutos ya abonados en febrero, con lo que la retribución al accionista de Iberdrola con cargo a 2018 se incrementa un 7,7 % con respecto a 2017.

La compañía ha informado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de los términos de la nueva edición del sistema Iberdrola Retribución Flexible, con motivo del dividendo complementario con cargo a sus resultados de 2018.

PUBLICIDAD

A través de un aumento de capital con un valor de mercado de referencia máximo de 1.277 millones de euros se garantiza que el dividendo complementario bruto por acción sea, como mínimo, de 0,20 euros.

En virtud del aumento de capital se emitirá un máximo de 145,1 millones de acciones nuevas, y se necesitarán 43 derechos de asignación gratuita para recibir una acción nueva.

Iberdrola ha señalado que el importe nominal máximo del aumento de capital ascenderá a 108,8 millones de euros.

El importe del dividendo complementario bruto por acción es de 0,20 euros y su importe agregado máximo será de 1.248 millones de euros, cifra resultante de multiplicar el número total de títulos de Iberdrola en circulación a fecha de hoy por el importe bruto por acción (0,20 euros).

PUBLICIDAD

Los accionistas de Iberdrola tienen tres opciones para recibir el dividendo complementario (cobrar los 0,20 euros brutos por título en efectivo, vender sus derechos de asignación en el mercado u obtener nuevas acciones liberadas del grupo de forma gratuita), opciones que no son excluyentes, pues el accionista puede elegir una de las alternativas o combinarlas según sus preferencias.

Iberdrola retribuirá a sus accionistas con cargo a 2018 con un total de 0,351 euros brutos por acción frente a los 0,326 euros brutos del año anterior.

Este importe es el resultado de sumar los 0,151 euros brutos por acción ya abonados el 5 de febrero en concepto de dividendo a cuenta de 2018 y los 0,20 euros brutos por título que se abonarán como dividendo complementario el 1 de agosto.

Iberdrola obtuvo en 2018 un beneficio neto de 3.014 millones de euros, un 7,5 % euros más que el ejercicio anterior, mientras que el dividendo con cargo al ejercicio creció un 7,7 %.

El sistema Iberdrola Retribución Flexible asigna por defecto la opción de recibir nuevas acciones, por lo que los que quieran recibir su retribución en efectivo deben comunicarlo a su entidad bancaria entre el 14 y el 18 de julio.

Mañana, 3 julio, será el último día en que se negociarán las acciones con derecho a participar en el sistema Iberdrola Retribución Flexible, y a partir del 4 de julio comenzará el periodo de elección y de negociación de los derechos de asignación gratuita.

El periodo de elección finalizará el 18 de julio, así como el plazo para solicitar la retribución en efectivo del dividendo complementario y el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita.

Los accionistas que hayan decidido cobrar en efectivo recibirán el 1 de agosto el pago del dividendo complementario y las nuevas acciones está previsto que comiencen a cotizar el 2 de agosto.

Iberdrola prevé alcanzar al final del periodo 2018-2022 un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros, lo que implicaría alcanzar un dividendo de hasta 0,4 euros por acción en 2022.