¿Por qué el DAX de Fráncfort ha subido más del 17% en 2019 y el IBEX 35 menos de la mitad?

¿Por qué el DAX de Fráncfort ha subido más del 17% en 2019 y el IBEX 35 menos de la mitad?Ibex 35, Madrid./EFE

Para la CNMV, la razón de que el IBEX 35 haya sido el peor de los grandes índices bursátiles europeos en el primer semestre ha sido la incertidumbre política.

PUBLICIDAD

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera que la menos subida en el primer semestre de la bolsa española respecto de las europeas se explica por la caída de las cotizaciones de los bancos y por «algunas» incertidumbres políticas domésticas.

En su boletín del segundo trimestre del año, la CNMV recuerda que en los seis primeros meses del año, el IBEX se revalorizó el 7,7 % de media frente a avances superiores en el resto de Europa, que llegaron al 17,4 % en el Dax de Frçancfort.

Esta diferencia está relacionada con el mayor peso en el mercado español del sector bancario y con la incertidumbre relacionada con el resultado electoral y la formación de un nuevo gobierno por la dudas sobre la política económica y las reformas a llevar a cabo.

PUBLICIDAD

El boletín recoge un informe sobre la evolución de los mercados financieros nacionales e internacionales que destaca la revalorización de las cotizaciones en las plazas más importantes hasta el mes de abril.

A partir de ese momento las expectativas se frenan como consecuencia de la guerra comercial entre EEUU, de la ralentización del ritmo de crecimiento en la zona euro y el nuevo rumbo de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), además del «brexit» y las tensiones en Oriente Medio.

Pese a este panorama, los índices todavía registran crecimientos en el acumulado del año que compensan, al menos en parte, las pérdidas de 2018.

En el mercado de deuda destaca la caída de rentabilidades derivada de la consideración de los bonos como activos refugio, lo que ha permitido que, en el caso de los títulos españoles, el interés se sitúe en el 0,40 % (103 puntos básicos menos que a finales de 2018).

PUBLICIDAD

En este contexto de interés por los activos de renta fija las emisiones de deuda de los emisores españoles registradas en la CNMV aumentaron un 12 % interanual en el primer semestre, hasta los 34.723 millones de euros, de los que el 46 % respondió a emisiones de bonos.