Uber, la VTC que vale en Wall Street casi tanto como Inditex o el Santander y más que Iberdrola, Telefónica, BBVA, Repsol…

Uber, la VTC que vale en Wall Street casi tanto como Inditex o el Santander y más que Iberdrola, Telefónica, BBVA, Repsol…Uber se estrena este viernes en la Bolsa de Nueva York. / EFE

La plataforma de alquiler de vehículos con conductor Uber, los conocidos con VTC, ha fijado el precio de su acción en 45 dólares, lo que equivale a una valorización bursátil superior a los 80.000 millones de dólares, 71.150 millones de eruos, un valor muy cercano a Inditex (78.450 millones) y por encima de los otros cinco grandes del Ibex 35 español, Santander, Iberdrola, Telefónica, BBVA o Repsol.

PUBLICIDAD

Uber se estrena en la Bolsa de Wall Street, con la expectación de convertirse en una de las ofertas públicas de acciones más grandes de la historia de la industria tecnológica. Si lo hiciera en el IBEX 35 español sería récord absoluto de todos los sectores.

Y es que en el mercado español sólo una compañía, la multinacional textil Inditex, con 78.450 millones de euros, supera los 71.150 millones de euros de Uber al cambio (80.000 millones de dólares) al que ha colocado las acciones. Tras una primera sesión a la baja, Uber vale en Bolsa 69.711 millones de dólares, el equivalente a unos 62.100 millones de euros. Esto supone que sólo otra empresa del IBEX 35, el Banco Santander, uno de los mayores bancos de Europa y del mundo, supera con 66.940 millones de euros la capitalización de la VTC. Le sigue, la eléctrica Iberdrola, también una compañía líder en su sector, con 52.160 millones, casi 10.000 millones de euros menos que Uber.

Más atrás, y ya con Uber cerca de doblar su valor, se sitúan las otras dos compañías más capitalizados del mercado español: Telefónica, con 36.820 millones de euros; BBVA, con 33.790 millones. A Repsol, la sexta del IBEX 35 por valor de mercado, con 22.200, casi la triplica.

PUBLICIDAD

Un debut a la baja

El estreno de Uber en Wall Street era una de las operaciones más esperadas este año y terminó arrancando de manera convulsa y con pérdidas del 7,56 % hasta los 41,60 dólares por acción, afectado por el descalabro bursátil de su rival Lyft y la incertidumbre comercial entre China y Estados Unidos.

Uber debutó por debajo del precio que estableció ayer para su salida a bolsa, 45 dólares, y se mantuvo con pérdidas a lo largo de toda la jornada, remontando ligeramente hasta superar los 44 dólares, pero deslizándose nuevamente conforme se acercaba el cierre de la sesión.

La mínima intradía, sin embargo, sucedió pocos después del arranque de las operaciones diez minutos antes del mediodía, cuando cayó un 8,60 % hasta los 41,06 dólares por acción.

Uber, que en un principio aspiró a superar los 100.000 millones de capitalización bursátil -en su última ronda de inversiones privada fue de 120.000 millones-, tuvo que conformarse con 69.711 millones al cierre de la sesión.

PUBLICIDAD

La mala suerte quiso que el debut de esta tecnológica con sede en San Francisco (California), la mayor operación pública de venta (opv) desde la salida a bolsa de la china Alibaba en 2014, se produjera en medio de una escalada de las tensiones en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos.

Sin embargo, los mercados reaccionaron con interés a las declaraciones de los responsables estadounidenses sobre la marcha de las conversaciones, remontando las pérdidas, mientras que Uber continuó perdiendo durante toda la jornada.

Parece que en el caso de Uber influyó más de lo esperado el mal estreno de su principal competidora en EEUU, Lyft, que a finales de marzo debutó en el Nasdaq con gran expectación, pero que desde entonces se ha dejado el 29 % del valor con el que arrancó en Wall Street.

Los inversores reaccionaron con cautela, en la línea de lo que opina el analista de Investing.com Haris Anwar: «no creemos que comprar sus acciones poco después de su salida a bolsa sea una buena idea. Mejor esperar al menos seis meses para ver cómo les va a las acciones y conocer los resultados trimestrales de la empresa».

Los resultados de Uber de 2018, detallados en su folleto de salida a bolsa ante la Comisión de Mercados y Valores estadounidense (SEC, en inglés), reportaron una facturación de 11.270 millones de dólares con un beneficio neto de 997 millones.

Con todo, la empresa fundada en 2009 registró un resultado de explotación ajustado, que incluye los costes de depreciación y de amortización, negativo (-1.850 millones de dólares), un dato que parecía influir en la actitud de los inversores hacia sus títulos.

En el parqué de la Bolsa de Nueva York (NYSE) estuvo presente el CEO de la firma, Dara Khosrowshashi, que en una entrevista con la cadena especializada CNBC se mostraba convencido de que su compañía es un caso similar al de Amazon, que también debutó en bolsa con pérdidas, aunque con mucho menos tiempo en el mercado.

«Creo que es una comparación justa en el momento equivocado», afirmó el máximo ejecutivo de la compañía, en tanto que «nosotros somos mucho más grandes, más maduros como compañía y si miras a las tasas de crecimiento, nuestra clientela aumenta un 33 % interanual, y las transacciones un 36 %».

Poco después de que iniciaran en rojo las operaciones, el responsable financiero de la compañía, Nelson Chai, aseguraba en la misma cadena que era «un día duro», pero que «estamos deseando ver cómo las acciones continúan cotizando a lo largo del tiempo, que es lo que estamos construyendo».

La mayor fortaleza de Uber a diferencia de sus competidores es la diversificación de su negocio, que no está basado íntegramente en el transporte de viajeros, sino que incluye una rama de entrega de comida a domicilio (Uber Eats) y otra de logística y transporte de mercancías (Uber Freight).

Uber es el más grande de los «Unicornios» -empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares antes de su salida a los mercados- cuyo debut estaba previsto este año en Wall Street.

Antes que él, la primera en abrir el camino fue su rival Lyft, que hoy cerró con un descenso del 7,41 % de sus títulos hasta los 51,09 dólares, lejos de su precio de salida de 72 dólares.

La operación de salida a bolsa estuvo liderada por las instituciones financieras Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bank of America Merril Lynch.

Los conductores de Uber en EEUU se han manifestado contra los ejecutivos por esta salida a bolsa y reclaman mejores condiciones laborales.