Fitch atiza a Cataluña y amenaza con hundirla más en el bono basura

Fitch atiza a Cataluña y amenaza con hundirla más en el bono basuraPresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente Oriol Junqueras (3i), el conseller de la Presidencia Jordi Turull (2i) y el conseller de Exteriores, Raül Romeva (d)./EFE
Mercados
  • Bolsa
  • Deuda
  • Divisas
  • Materias primas
  • La agencia de medición de riesgos Fitch Ratings amenaza con bajar aún más la nota de Cataluña, dejándola tan solo a un paso del grado de inversión. La nota de Cataluña se sitúa actualmente en el bono basura.

    PUBLICIDAD

    Fitch abre la puerta a ahondar más los problemas financieros de Cataluña debido al golpe de Estado de la Generalitat, primero con la celebración de un referéndum ilegal y después con la posible declaración de independencia. Cabe recordar que el único acceso de Cataluña a la financiación es a través del Estado, ya que acudir al mercado acarrearía unos altísimos intereses, con una alta probabilidad de impago.

    Fitch mantiene el grado BB para la deuda a largo plazo de la Generalitat, es decir, en bono basura, un nivel especulativo y con un riesgo crediticio de elevada vulnerabilidad. No obstante, una bajada en un escalón dejaría a Cataluña en el nivel B, es decir, “un riesgo de incumplimiento significativamente elevado en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país”. “Subsiste un limitado margen de seguridad y la capacidad de pago oportuno continuo está condicionada a un entorno económico y de negocio favorable y estable. En el caso de obligaciones individuales, esta calificación puede indicar obligaciones en problemas o en incumplimiento con un potencial de obtener recuperaciones extremadamente altas”, indica Fitch, que podría dejar a Cataluña al borde de la no inversión.

    La medidora de riesgos sostiene que la posible revisión negativa se aplica tanto a la deuda de la Generalitat como a la del Instituto Catalán de Finanzas, el futuro banco público en una Cataluña independiente. Esta revisión responde a “situaciones en las que hay un cambio sustancial en la solvencia del emisor y es inapropiado esperar hasta la próxima fecha de revisión programada”.

    PUBLICIDAD

    “En este caso la de desviación (sobre lo programado) está motivado por la reciente giro en las tensiones políticas entre el Gobierno central y Cataluña, que probablemente empeoren a corto plazo”, continúa. “Esto puede dar lugar a acontecimientos imprevisibles, incluida una posible interrupción en el flujo de los fondos de liquidez del Estado a Cataluña”, aunque Fitch asegura que ése no es el “todavía el escenario base”.

    Todo ello a partir de la última consulta independentista, “que fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional”. “Fitch percibe niveles de incertidumbre sin precedentes, incluyendo la posibilidad de una declaración unilateral de independencia de Cataluña eventualmente seguida de una intervención del Gobierno central”, agrega el comunicado.

    La agencia calificadora espera resolver esta situación en los próximos seis meses, dependiendo del desarrollo de las relaciones entre el Gobierno regional y el central, y especialmente cómo afecta el apoyo de Madrid a la liquidez de Barcelona.

    “Un debilitamiento en esta liquidez podría desatar una rebaja en varios escalones”, advierte la calificadora. La decisión anunciada hoy es parecida a la que dio a conocer el miércoles otra calificadora más importante, Standard & Poors, también por las tensiones políticas entre Madrid y Barcelona.

    PUBLICIDAD

     

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®