España, Telefónica y las cotizadas con mayor deuda aumentarán los costes de emisión

España, Telefónica y las cotizadas con mayor deuda aumentarán los costes de emisiónEl presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El mercado comienza a exigir un mayor interés en la deuda soberana española a largo plazo. El Tesoro ha tenido que incrementar en más de un 6% los intereses para colocar deuda a 10 años, el bono de referencia para calcular la prima de riesgo, para dejar el interés en el 1,255%, mientras que en el mercado secundario se exige ya un 1,3%.

PUBLICIDAD

Se acerca la fecha para que el Banco Central Europeo aumente los tipos de interés, aunque es probable que lo haga a finales de año, algunos expertos consideran que tomará la medida el próximo 2019. No obstante, el mercado comienza a descontar en las subastas soberanas de España una mayor rentabilidad del bono a diez años, exigiendo más interés a este plazo.

De esta forma, la presión del mercado por una mayor rentabilidad se traslada también a la deuda corporativa de las grandes compañías del IBEX 35 con mayor deuda, entre las que destaca Telefónica.

Las empresas con mayor deuda pagarán más por emitir bonos

Hasta ahora, estas empresas cotizadas, como Telefónica, se han visto beneficiadas por la caída a mínimos históricos en los tipos de interés, actualmente en el 0%, pero el BCE ya ha mostrado su intención de dar marcha atrás a la política monetaria ortodoxa, más cuando está estrangulando los márgenes del motor de la economía, la banca. Con estas bajadas, las empresas han podido refinanciar y emitir deuda con menores costes, pero con la subida de tipos la evolución será justo la contraria, y así ya lo está marcando el mercado.

PUBLICIDAD

De momento, en las subastas del Tesoro con obligaciones a diez años se están incrementando los tipos de forma vertiginosa, un 15% desde enero y un 6,7% en la última operación. Si bien, los niveles están anormalmente bajos, en el 1,255%, aunque se incrementan hasta el 1,3% en el mercado secundario.

La deuda de España a diez años renta ya al 1,3% y se ha disparado ante la marcha atrás del BCE

A todo ello hay que sumar que el BCE dará también marcha atrás a su programa de compra de deuda tanto soberana como corporativa. De esta forma, las empresas y países ya no tendrán el beneplácito de poder colocar su deuda a un comprador seguro, sino que lo tendrán que hacer en el mercado abierto, donde la voracidad por la rentabilidad se incrementará, presionando la deuda de empresas e instituciones. España, con un nivel de deuda del 99% sobre el PIB también se verá afectada por estos motivos, aumentando cada vez más el coste.

En el mercado secundario corporativo se está registrando un incremento del interés de los bonos, cuya tendencia es contraria al de los precios de la deuda. De esta forma, si aumenta la rentabilidad, el precio del bono cae. De esta forma, en la última emisión de Telefónica, por valor de 1.000 millones de euros a nueve años, el precio del bono está cayendo, aumentando el interés ofrecido. Los inversores pierden así parte de su inversión, ya que el interés pagado por la operadora es el fijado en el mercado primario, es decir, el establecido cuando se produjo la subasta.

De esta forma, en caso de volver a emitir deuda a largo plazo se tendrá que pagar más por colocar los bonos, aumentando así los costes de financiación. No obstante, Telefónica tendría otras alternativas en caso de buscar dinero en el mercado, como la salida a Bolsa de sus filiales de Argentina y Reino Unido.

PUBLICIDAD