Los inversores sangran a España en la última subasta del año

Los inversores sangran a España en la última subasta del año

España ha captado este jueves más de 3.000 millones de euros en la última subasta del año. Los inversores han exigido al Tesoro incrementar fuertemente los intereses, hasta un 5% a diez años.

PUBLICIDAD

El Tesoro Público ha conseguido exactamente 3.080,24 millones de euros, según las cifras recogidas por Efe. La mayor parte, 1.184,7 millones con un nuevo bono a diez años, que servirá de referencia para la prima de riesgo y por el que pagará un interés del 1,492%, un 5% por encima del 1,417% anterior. La demanda de los inversores solo en esta denominación ha superado los 2.313 millones de euros, casi el doble del montante adjudicado.

Además, España ha emitido 1.003 millones en un bono a tres años libre de intereses, al 0%, pero más caro que la última vez, cuando lo colocó al -0,014%, después de que la solicitudes rebasaran los 2.285 millones, 2,27 veces más que lo colocado.

La subasta ha terminado con la colocación de 893,17 millones más, obtenidos con la reapertura de una antigua emisión a 30 años, a la que le quedan menos de 15 años de vida, por la que ahora pagará una rentabilidad del 1,947%.

PUBLICIDAD

Es el único caso en el que el Tesoro Público ha conseguido hoy pagar intereses menores, ya que en la última ocasión emitió esta deuda al 2,180 %, en parte gracias a que la demanda ha rozado los 1.400 millones de euros, 1,5 veces la cantidad vendida.

La colocación de deuda de esta mañana se suma a la de letras a tres y nueves meses del pasado martes, en la que España se hizo con 2.887 millones de euros con intereses más negativos aún que en la subasta previa, por lo que le resultó más barato colocar el papel.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®