El Banco de España y la CNMV comparan al bitcoin con una “burbuja especulativa”

Bitcoin

El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, han realizado una alerta conjunta sobre los riesgos de las criptomonedas, como el bitcoin, y los “tokens” -vales que usan algunas compañías para comprar en sus tiendas-.

PUBLICIDAD

En primer lugar, ambos organismos advierten que estas criptomonedas “no están respaldadas por un banco central u otras autoridades públicas, aunque se presentan en ocasiones como alternativa al dinero de curso legal”. Asimismo, han señalado que “no es obligatorio aceptarlas como medio de pago de deudas u otras obligaciones”, al tiempo que “su circulación es muy limitada” y su precio está inmerso en una fuerte volatilidad, “por lo que no pueden considerarse un buen depósito de valor ni una unidad de cuenta estable”.

A juicio de los dos organismos públicos, el bitcoin y el resto de criptomonedas han saltado a la palestra por dos motivos: las fuertes revalorizaciones que “reflejan patrones propios de burbujas especulativas”, acompañadas de variaciones extremas en sus precios. En este sentido, señala que se negocian en plataformas no reguladas y que en 2017 registraron una fuerte revalorización, pasando desde los 850 a los 16.000 euros en pocos meses. Desde entonces, la tendencia ha sido descendente, con caídas en un solo día de hasta un 20%.

“A 5 de febrero su precio se situaba por debajo de 5.500 euros, lo que supone una caída de más del 65% desde los máximos de diciembre. Una persona que hubiera comprado bitcoins a finales de 2017 y los vendiera hoy sufriría pérdidas muy notables”, han afirmado.

PUBLICIDAD

Tanto la CNMV como el BdE ponen la lupa sobre proyectos financiados a través de bitcoin o los llamados “tokens”

Adicionalmente, se están produciendo numerosas actuaciones de captación de fondos de inversores para financiar proyectos a través de las denominadas “ofertas iniciales de criptomonedas” o ICOs (Initial Coin Offering, acrónimo que evoca la expresión IPO o Initial Public Offering, utilizada en relación con procesos de salida a bolsa).

La expresión ICO puede hacer referencia tanto a la emisión propiamente dicha de criptomonedas como a la emisión de derechos de diversa naturaleza generalmente denominados “tokens” (“vales” podría ser la traducción al español). Estos activos se ponen a la venta a cambio de “criptomonedas” como bitcoins o ethers o de divisa oficial (por ejemplo, euros).

Los usos y características de estos “tokens” varían, siendo la clasificación más habitual la que diferencia entre dos tipos o categorías. Entre ellos destacan los “Security tokens” -generalmente otorgan participación en los futuros ingresos o el aumento del valor de la entidad emisora o de un negocio-; y los “Utility tokens”, que dan derecho a acceder a un servicio o recibir un producto, sin perjuicio de lo cual con ocasión de la oferta se suele hacer mención a expectativas de revalorización y de liquidez o a la posibilidad de negociarlos en mercados específicos.

Ninguna emisión de criptomonedas ni ninguna ICO están autorizadas ni tampoco registradas

La CNMV y el Banco de España advierten que, hasta la fecha, ninguna emisión de “criptomoneda” ni ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún
organismo supervisor en España. Esto implica que no existen “criptomonedas” ni “tokens” emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión.

PUBLICIDAD

Estos fenómenos no son particulares de España sino que se están produciendo en muchos países y tienen una dimensión internacional clara. Las “criptomonedas” se ofrecen a través de internet de forma global y es común que su emisión y comercialización afecte a varias jurisdicciones. Ello hace conveniente abordar la cuestión a nivel internacional y aconseja posicionamientos conjuntos de los reguladores y supervisores del mayor número posible de jurisdicciones.

Muchas autoridades nacionales e internacionales han publicado ya advertencias en relación con este asunto. Una de las más relevantes en el ámbito europeo es la publicada por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) en noviembre de 2017.

A nivel global destaca también un comunicado reciente de IOSCO, que, adicionalmente, proporciona acceso a los realizados por múltiples organismos supervisores nacionales.

La CNMV y el Banco de España tienen entre sus prioridades ofrecer información al público para que los inversores y usuarios de servicios financieros estén en condiciones de afrontar con confianza la creciente complejidad del entorno financiero. En consecuencia, ambas autoridades creen oportuno publicar este comunicado, dirigido a inversores y en general a usuarios financieros minoristas.