Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Más información.

Las criptomonedas fracasan al tratar de sustituir el dinero tradicional

Bitcoin./efe

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, afirmó hoy que las criptomonedas como bitcoin “han fracasado” en su papel de sustituir al dinero tradicional.

PUBLICIDAD

Carney también pidió que sean reguladas dentro de los “mismos estándares que el resto del sistema financiero”. En un discurso por videoconferencia en Edimburgo, destacó que el uso del dinero digital suscita “problemas sobre la protección de los consumidores e inversore.

La integridad del mercado, el lavado de dinero, la financiación del terrorismo, la evasión fiscal y de controles de capital y las sanciones internacionales”.

PUBLICIDAD

“Los precios de muchas criptomonedas han mostrado las características clásicas de las burbujas. Incluidas las justificaciones del nuevo paradigma, haciendo crecer el entusiasmo de los minoristas y las expectativas de subidas de precios. Dependen en parte de encontrarse con el más tonto”, señaló.

El dinero digital no supone un riesgo para la estabilidad del sistema financiero

Las palabras de Carney, que recalcó que el dinero digital no supone un riesgo para la estabilidad del sistema financiero. Llegan en un momento en que los servicios financieros están divididos sobre los beneficios de las monedas digitales. Su naturaleza volátil ha provocado que su valor aumente y descienda en los últimos meses.

Por ejemplo, el valor del popular bitcoin aumentó de 1.000 dólares (813 euros) a casi 20.000 (16.200 euros) en 2017. Pero se ha reducido a la mitad en lo que va de año y actualmente se cotiza a alrededor de 11.000 dólares (8.900 euros), según de la plataforma especializada Coindesk.

El gobernador apuntó que la volatilidad media de las 10 principales criptomonedas por capitalización bursátil fue “más de 25 veces la del mercado de valores estadounidense en 2017”. Carney sostuvo que quieren asegurar que las empresas se adhieren a los mismos estándares regulatorios que el resto del sistema financiero.

PUBLICIDAD

Reconoció que la tecnología podría “aumentar la eficiencia de la gestión de datos”. “Mejorar la transparencia y los procesos de auditoría a través de la creación de registros instantáneos. Permanentes e inmutables de actas”.

“Podría transformarlo todo. Desde la forma en que las personas gestionan sus interacciones con las agencias públicas, incluidos sus registros impositivos y médicos. Hasta cómo las empresas administran sus cadenas de suministro”.