El 155 dejaría a la hermana de Guardiola sin su sueldazo de 80.589 euros al año

El 155 dejaría a la hermana de Guardiola sin su sueldazo de 80.589 euros al año

24 octubre, 2017
|
Actualizado: 24 octubre, 2017 15:44
|
PUBLICIDAD

Francesca Guardiola, hermana del ex entrenador del F.C Barcelona, fue nombrada en 2015 directora general del departamento de Relaciones Exteriores por Carles Puigdemont cobrando un sueldo de 80.589,54 euros al año.

 

Soraya Sáenz de Santamaría dejó entrever que al igual que los Mossos y TV3, las embajadas también serán un objetivo «prioritario» del Gobierno en aplicación del artículo 155 para restablecer el orden constitucional en Cataluña.

El Gobierno considera que los hombres y mujeres de Raúl Romeva son pieza clave del aparato propagandístico del independentismo. Por eso no pueden seguir en sus cargos.

La hermana de Pep Guardiola entrenador del Manchester City desde hace unos meses ocupa el puesto de embajadora de la Generalitat de Cataluña en Dinamarca, abarcando también las relaciones bilaterales con Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia. Anteriormente, en 2011 Artur Mas la colocócomo subdirectora general de Relaciones Exteriores y en julio de 2015 Carles Puigdemont la nombró directora general de dicho departamento, puesto en el que en embolsaba 80.589,54 euros al año.

Aunque el Govern no ha publicado su sueldo actual, si es público que la Consejería gasta más de 1,6 millones de euros anuales en las retribuciones de “19 altos cargos” por lo que los cálculos esbozan que podría percibir de algo más de 85.000 euros al año.

Guardiola lamenta la aplicación del artículo 155: “Es un día triste para la democracia”

Pep Guardiola compareció en sala de prensa al término del partido del Manchester City. El técnico catalán mostró su tristeza ante la aplicación del artículo 155 en Cataluña y la destitución de todo el Govern. Lamenta que no se haya querido oír al pueblo catalán en su deseo de tener o no independencia. Pidió a todo el mundo que pese a la decisión del gobierno no haya violencia en las calles.

“Es un día muy triste para la democracia. Pensaba que en el siglo XXI ya no pasarían estas cosas, pero desafortunadamente ha pasado. El Parlamento catalán es mucho más antiguo que el español. Estoy muy triste. Al final la gente ha olvidado que lo que queríamos era votar. Lo que queríamos era escuchar lo que decía el pueblo catalán. Y probablemente éste no hubiera querido la independencia, o sí. Pero ni esto nos han dejado hacer.

 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD