Más de 3.000 personas y 300 tractores secundan protesta contra tierras raras

Más de 3.000 personas y 300 tractores secundan protesta contra tierras raras

21 mayo, 2016
|
Actualizado: 21 mayo, 2016 0:00
|

Torrenueva (Ciudad Real), 21 may.- Más de 3.000 personas y unos 300 tractores, según datos provisionales de la organización, se han sumado a la manifestación-tractorada convocada por la Plataforma ‘Si a la tierra viva’ en contra de la explotación minera de tierras raras en el Campo de Montiel.

La manifestación ha estado encabezada por una gran pancarta en la que se podía leer: «Por una provincia de Ciudad Real sin minería de tierras raras», portada por miembros de la Plataforma de la cinco asociaciones ecologistas más importantes del país, organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias de Castilla-La Mancha.

«No a la mina. Si a la tierra viva», «El campo de Montiel no se vende, se defiende» y «Por una soberanía alimentaria, sí a la tierra viva» han sido algunas de los proclamas más coreadas y aplaudidas durante la manifestación.

El escritor naturalista Joaquín Araujo ha sido el encargado de leer el manifiesto y antes, en declaraciones a Efe, ha asegurado que esta manifestación es «mucho más que oponernos a una puntual actividad, con impacto claramente negativo para el paisaje y la vida».

«Estamos representando la dignidad, el mundo de la cultura y de lo que entendemos como vida frente al permanente estilo económico que es la rentabilidad especulativa. Estamos defendiendo la esencia del paisaje», ha remarcado.

Los portavoces de los distintos grupos políticos, agrarios y ecologistas que han participado en la manifestación han rechazado la explotación por considerar que «el respeto al medioambiente es la única garantía de que esta tierra pueda tener un desarrollo sostenible», ha señalado Federico Fernández, de la Plataforma ‘Campo de Montiel, Patrimonio de la Humanidad’.

Mientras, la secretaria de Organización del PSOE de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha rechazado la explotación minera porque «es inviable y no genera puestos de trabajo de calidad, que es lo que necesita la zona».

En términos similares se ha expresado la candidata de Unidos Podemos por Ciudad Real, Juana Caro, que ha apelado a la unidad para defender la vida en esta comarca amenazada por una actividad minera que «atenta contra nuestra tierra, nuestra cultura, nuestra forma de vida y nuestro modelo socioeconómico», ha afirmado.

El secretario regional de UPA, Julián Morcillo, ha resaltado que el Gobierno regional «debería escuchar hoy la voz de los ciudadanos de la comarca y del sector agrario, unidos para decir no a las tierras raras».

Además, el portavoz de la plataforma organizadora, Luis Manuel Ginés, ha valorado la respuesta que ha tenido la convocatoria para que «hablen los ciudadanos y se nos escuche porque hasta ahora sólo han hablado la empresa minera y los políticos en las Cortes regionales», a los que exigirán a partir del lunes que cumplan la resolución y archiven los expedientes presentados por diversas empresas.

Los proyectos mineros para la extracción de monacita, uno de los elementos químicos metálicos usados en la fabricación de alta tecnología, llamados tierras raras, afectan inicialmente a las localidades ciudadrealeñas de Torre de Juan Abad y Torrenueva.

La superficie de explotación minera de tierras raras solicitada por la compañía Quantum Minería para los tres proyectos que afectan a los municipios de ambos municipios suman 1.460 hectáreas, aunque la empresa asegura que actuarán sobre 300.

«Una concesión minera da derecho a la compañía a explotar todas y cada una de las hectáreas otorgadas, una vez pasado el procedimiento ambiental», ha explicado a Efe Ginés, que ha aclarado que la superficie de concesiones en la provincia de Ciudad Real, de acuerdo con el Diario Oficial de CLM, asciende a 27.500 hectáreas. EFE

Noticias Relacionadas: