PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

5 claves para elegir un buen cirujano plástico en España

La búsqueda de la belleza y el bienestar es mucho más que una moda pasajera; es un tema de salud. Las personas que no están a gusto con su físico o que han sufrido algún tipo de accidente necesitan recuperar la autoestima y encontrar una solución a sus problemas. Y eso, muchas veces, pasa por someterse a una intervención quirúrgica.

PUBLICIDAD

La cirugía plástica y estética se ha convertido en un recurso de salud muy extendido entre la población. Aumento de pecho, rinoplastia, liposucción… cada vez es mayor la cifra de personas que se somete a intervenciones de este tipo para mejorar su imagen o corregir algún defecto. Lo hacen los famosos y también personas de a pie; todos buscan sentirse mejor consigo mismos y frente a los demás.

Pero ese culto a la estética ha hecho que proliferen centros que no siempre se rigen por criterios de profesionalidad. Por eso es importante saber elegir. El intrusismo está a la orden del día y conviene estar muy atentos. El cuerpo no puede dejarse en manos de cualquier persona, porque está en juego la salud.

¿Cómo elegir sin equivocarse a un buen cirujano plástico? Aquí van algunos consejos.

PUBLICIDAD
  1. Cirujanos con titulación oficial

El primer consejo para los pacientes es acudir a un centro de cirugía plástica y estética acreditado, que cuente con profesionales de alta cualificación. La titulación no es un tema menor, sino que es garantía de seriedad. Así lo afirma el doctor Dr. Mario Secorun, director de la Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica HLA Montpellier en Zaragoza.

“Ante el extendido intrusismo profesional existente, recordamos a todos los pacientes que siempre deben comprobar en el Colegio de Médicos, la titulación oficial del médico y su especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Recuerden que no es lo mismo un cirujano plástico que un médico estético o un cirujano. Tampoco todos los especialistas en Cirugía General poseen la formación requerida ni están capacitados para ejercer de cirujanos plásticos.”

La Clínica HLA Montpellier de Zaragoza es uno de los centros más reputados de España en cirugía plástica y estética, y forma parte de la SECPRE, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Estas entidades corporativas son una garantía, porque solo pertenecen a ellas centros profesionales.

  1. Técnicas quirúrgicas avanzadas

Al margen del aspecto de la titulación, otro elemento importante a la hora de elegir centro es comprobar si está al día en cuanto a técnicas quirúrgicas. Las clínicas más avanzadas aplican una cirugía mínimamente invasiva (CMI) en intervenciones como una operación de pecho, una rinoplastia, tratamientos de liposucción, etc. De esta manera, las cicatrices se minimizan y se acelera de forma considerable el proceso de recuperación.

PUBLICIDAD
  1. Información detallada

Los pacientes que estén pensando en someterse a una intervención estética o plástica llegan a la primera consulta llenos de interrogantes. Saben del procedimiento lo que han leído en internet y, como mucho, tienen la experiencia de algún familiar o amigo. Es imprescindible que la clínica de estética dé una respuesta satisfactoria a todas las inquietudes. El cliente ha de salir de la consulta con todas sus dudas resueltas y con la seguridad de que va a estar en buenas manos.

Los aspectos que más suelen preocupar a los pacientes son el posible dolor durante el postoperatorio, el proceso de recuperación y, sobre todo, los resultados finales. Otro aspecto que también origina consultas es el tema de la anestesia. Todos estos aspectos han de tener una respuesta clara. No duden es preguntar cualquier cuestión, porque están en juego su aspecto, su salud física y su bienestar emocional.

  1. Pruebas preoperatorias obligadas

Como todos los procedimientos quirúrgicos, las cirugías estéticas o reparadoras exigen la realización de unas pruebas preoperatorias. Se trata de comprobar que el estado de salud del paciente es el idóneo para someterse a la intervención y que no existen impedimentos que puedan poner en peligro la salud.

Las pruebas más comunes e imprescindibles son una analítica, un electrocardiograma y una radiografía de tórax. A partir de aquí, cada especialista puede exigir otras pruebas complementarias que faciliten una mayor información sobre el paciente.

  1. Atención a los precios

Las operaciones estéticas se realizan a través de la sanidad privada, y por tanto, van a cargo del paciente. El desembolso puede ser importante, así que conviene informarse a fondo y comparar. Pero a la hora de elegir, no se deje deslumbrar con precios sospechosamente baratos. En cirugía, las gangas no existen y lo que verdaderamente importa es la profesionalidad.

La mayoría de clínicas de cirugía estética prevén la posibilidad de pagar los tratamientos a plazos sin cargos añadidos. Consulte este punto y haga sus cálculos, porque puede ser una muy buena alternativa de financiación. Como ejemplo, el Dr. Secorun ofrece, en la Clínica Montpellier de Zaragoza, una financiación de hasta 5 años sin intereses; lo que permite afrontar los gastos con tranquilidad.

Estos son los aspectos básicos que debe considerar antes de someterse a una intervención. Y recuerde, lo importante es estar convencido y acudir a un centro 100% garantizado.