Abadía de Retuerta ‘toma el sol’ con Iberdrola y ahorra 35.000 euros en la factura energética

Abadía de Retuerta ‘toma el sol’ con Iberdrola y ahorra 35.000 euros en la factura energética

La instalación de 500 paneles en la bodega de Sardón de Duero (Valladolid) evitará 2.250 TM de CO2 en 25 años
30 septiembre, 2021
|
Actualizado: 30 septiembre, 2021 17:25
|

La instalación de cerca de 200 kilovatios pico en más de 500 paneles solares, a cargo de Iberdrola, en la bodega Abadía Retuerta en Sardón (Valladolid) ha logrado un ahorro energético del 30 por ciento en su primer año, que se traduce en una rebaja de 35.000 euros en la factura de electricidad en 2021, aunque la previsión es alcanzar los 60.000 euros en un ejercicio «normal», que no esté marcado por la pandemia. Además, la infraestructura supone una reducción de las emisiones de 2.250 toneladas de CO2 a la atmósfera durante la vida útil de la instalación, que se prevé que sean 25 años. Por lo tanto, ambas compañías destacaron hoy su apuesta por la sostenibilidad, la defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El desarrollo de esta instalación fotovoltaica para autoconsumo forma parte de la solución Smart Solar de Iberdrola, una solución integral a disposición del cliente residencial y las empresas, por el que la compañía eléctrica corre con el diseño, el mantenimiento, el aseguramiento e incluso la financiación de la infraestructura.  Es decir, en todo momento, se personaliza a las necesidades de cada cliente.

El director comercial de Iberdrola en Castilla y León, Celiano García, aseguró que su compañía busca ofrecer con Smart Solar un paquete totalmente cerrado y sencillo para que todo el mundo pueda acceder al autoconsumo. En este sentido, consideró, según recogió la Agencia Ical, que el autoconsumo es una de las «palancas» para lucha contra el cambio climático y clave a la hora de implantar un nuevo modelo energético mucho más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Y es que recordó que el proyecto en la bodega Abadía Retuerta no solo trae consigo unos ahorros de costes energéticos, que son «importantes», sino que, sobre todo, aporta beneficios medioambientales. «Generamos y consumimos energía solar, libre de emisiones y cien por cien renovable», significó. Además, reconoció que este tipo de acciones tiene un «impacto» en la sociedad, ya que contribuye a promover una concienciación medioambiental en las personas y las empresas.

Por su parte, el director general de Abadía Retuerta, Enrique Valero, precisó que el accionariado del grupo calculaba que la inversión se iba a amortizar entre siete y ocho años y, ahora, a la vista de los resultados, se prevé que sea entre cinco y seis años. «Hacemos un pacto con el sol de la mano de Iberdrola por que esta energía, económicamente, es rentable pero nos centramos más en las toneladas que dejamos de emitir a la atmósfera en los próximos 25 años», manifestó. Una apuesta que, significó, se enmarca  en la responsabilidad social corporativa del grupo y en su defensa del territorio -gracias a los viñedos-, el patrimonio histórico -a través del monasterio- y natural -con el río Duero-. «Esto tiene un retorno en la marca que transciende el presente y no compromete el futuro por su importancia en la parte social, cultural y el impacto en la comunidad», afirmó.

Desde 2019, Abadía Retuerta es una de las 36 bodegas españolas que cuenta con el sello ‘Wineries for Climate Protection (WfCP)’, la primera y única certificación vitivinícola en materia de sostenibilidad medioambiental, que ha revalidado a finales de 2020, gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, gestión del agua, reducción de residuos y eficiencia energética y energías renovables.

García y Valero coincidieron que este proyecto de autoconsumo es una muestra de que ambas empresas comparten valores y demuestran su compromiso por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. «Sumamos fuerzas y este proyecto coincide con nuestros valores para promover un modelo energético más competitivo y sostenible y la idea es continuar con esta colaboración de cara al futuro, ya sea a través de la movilidad eléctrica o el incremento del autoconsumo solar en otras instalaciones de Abadía Retuerta», manifestó el responsable de Iberdrola.

Es por ello que la alianza entre Iberdrola y Abadía Retuerta se puede ampliar a la instalación cargadores y acumuladores, pese a que, en la actualidad, la bodega no desperdicia nada de la energía que autogenera, salvo en los meses de julio y agosto, con picos que no se aprovechan. Por el contrario, en invierno se utiliza toda la electricidad generada por los paneles solares. Algo que controla, de forma digital a través de aplicaciones, ya que el cliente conoce en tiempo real la energía que produce y consume, gracias a los inversores de alto rendimiento sensorizados y conectados de los paneles.

El responsable de Iberdrola recordó, según recogió Ical, la anécdota cuando la compañía empezó a comercializar Smart Solar por que algunos les tacharon de «locos», ya que suponía vender a los clientes unas instalaciones que reducen el consumo, algo que contrasta por que la empresa se dedica a la venta de energía. «Algunos competidores tardaron tiempo en entender que hay que mirar a largo plazo. Esto era algo que tenía que venir y nosotros decidimos apostar por ello desde el principio y por eso somos líderes en estas tecnologías, además de que pretendemos seguir siendo punta de lanza en todo lo relacionado con el autoconsumo solar», declaró.

Celiano García consideró que esta apuesta es coherente con la «filosofía» de Iberdrola y su apuesta por las energías limpias. Recordó que la compañía ha invertido 120.000 millones de euros en las últimas dos últimas décadas para apostar por el nuevo modelo energético, basado en energías limpias. No en vano, un vídeo promocional de la instalación señaló que el sol es una fuente inagotable y no contaminante.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: