Abengoa se guarda el plan de viabilidad en la Junta de Accionistas del 30 de junio

Abengoa se guarda el plan de viabilidad en la Junta de Accionistas del 30 de junio

27 mayo, 2016
|
Actualizado: 27 mayo, 2016 0:00
|

Abengoa ha convocado Junta Ordinaria para el próximo 30 de junio sin que haya introducido en el orden del día someter a aprobación de los accionistas el Plan de Viabilidad que negocia para evitar el concurso de acreedores.

No obstante, la compañía informará a los accionistas del estado de las negociaciones y pedirá un plazo de 15 días para convocar una Junta Extraordinaria en el que someter el plan a aprobación.

Entre los puntos a tratar en la Junta Ordinaria figuran el examen y aprobación de las cuentas anuales, la aplicación del resultado y la fijación del número de miembros del Consejo de Administración.

Respecto al máximo órgano de gestión de la compañía, se plantea el nombramiento como consejeros de Joaquín Fernández de Piérola y Ana Abaurre (Inayaba), y la reelección en el cargo de Ricardo Martínez y Alicia Velarde.

Además, los accionistas deberán aprobar la reelección de Deloitte como auditora de la compañía, y la aprobación del plazo de 15 días para convocar la Junta General Extraordinaria. A comienzos de abril el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla acordó homologar el acuerdo de refinanciación presentado por Abengoa, y concederle una prórroga para presentar toda la documentación y adhesiones para su plan y evitar el concurso de acreedores. Por su parte, la familia Benjumea y el resto de familias andaluzas que tienen presencia en Abengoa a través de Inversión Corporativa (IC) reducirán el 23 de junio su participación en la que fuera líder de renovables en España. IC ostenta en la actualidad el 50,54% de Abengoa, cuya capitalización se situaba ayer al borde de los 200 millones.

Espera cerrar el acuerdo la próxima semana

Abengoa y sus acreedores ultiman el acuerdo definitivo de reestructuración con la intención de tenerlo terminado la próxima semana y poder avanzar en el proceso que salve definitivamente a la empresa del concurso de acreedores.
Fuentes conocedoras de la situación señalan a Efe que se sigue revisando el plan para concretar las necesidades de financiación y pedir la cantidad más ajustada posible tras las desinversiones llevadas a cabo y la paralización de algunos proyectos.

Otras fuentes apuntan a que esta revisión se debe más a otra de las patas clave del plan: el valor de los activos como garantía de los préstamos.

Aunque aún no hay cifras definitivas, se apunta a unos 1.200 millones de euros de inyección, lo que supondría rebajar la inyección entre 1.500 y 1.800 millones de euros planteada en el acuerdo presentado en marzo y que terminará dejando la empresa en manos de sus acreedores.

La intención de las distintas partes, coinciden dos fuentes conocedoras del proceso, es tener ya el acuerdo definitivo a lo largo de esta próxima semana para poder comenzar el proceso de suma de adhesiones y llevarlo al Juzgado.

Tras solicitar el preconcurso de acreedores en noviembre del pasado año asfixiada por un fuerte endeudamiento, la empresa solicitó el 28 de marzo con el apoyo de sus acreedores un tiempo adicional -que la normativa fija en siete meses- para presentar un plan de reestructuración definitivo.

En este tiempo de prorroga, las negociaciones han seguido de forma intensa meses a varias bandas -empresa, fondos, entidades financieras y sus distintos acreedores- durante unos meses en los que se han analizando con lupa los proyectos y las cuentas de la ingeniería que ha abordado distintas desinversiones y ha anunciado planes de ajustes para su plantilla.

Se ha tratado de un proceso complejo y más largo de lo que inicialmente preveía la empresa que, una vez sellado el acuerdo definitivo, deberá presentarlo junto a las adhesiones necesarias ante el juez de Sevilla encargado del tema.

Noticias Relacionadas: