Programas del domingo
La abogada del Estado en el caso Noos: ‘Hacienda somos todos es un eslogan publicitario’

La abogada del Estado en el caso Noos: ‘Hacienda somos todos es un eslogan publicitario’

11 enero, 2016
|
Actualizado: 11 enero, 2016 0:00
|

La abogada del Estado en representación de Hacienda Dolores Ripoll ha incendiado las redes sociales con sus acusaciones contra Manos Limpias y en contra las propias leyes, en concreto la Constitución en su artículo 31. En su discurso para exculpar a la infanta en el caso Nóos, la letrada ha afirmado que «Hacienda somos todos es una frase publicitaria, no jurídica«.

La frase ha incendiado las redes sociales, que no han tardado en recordar el artículo 31 de la Carta Magna: «Todos los españoles contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio«.

La letrada ha sufrido un serio revés en las redes sociales, mientras en el juicio insinúa que Manos Limpias se ha presentado en el caso por tratarse de Urdangarin y la infanta Cristina, y se ha quejado de que solo participe en esta pieza de las 46 que tiene el caso. Manos Limpias se ha presentado en numerosos casos de corrupción y también en piezas separadas, quizá las más importantes para ganar notoriedad entre la sociedad. Pero la acusación más grave de la abogada ha consistido en acusar al sindicato de actuar en base a interes personales e incluso ha dejado caer que se trata de un acuerdo profesional, es decir, que alguien habría pagado al sindicato para poder presentarse en este juicio, el más importante ya que por primera vez se juzga a un miembro de la familia real.

Ripoll ha subrayado en el juicio del caso Nóos que no cabe la acusación popular en delitos fiscales como los que atribuye Manos Limpias a la infanta Cristina y ha cuestionado que la motivación de ese sindicato sea la defensa del interés público. En su intervención en el trámite de cuestiones previas con el que ha dado comienzo el juicio Nóos, Ripoll ha sostenido que la Abogacía del Estado, en este y en cualquier otro caso, «acusa o no acusa atendiendo exclusivamente al resultado de una instrucción».

Según la letrada, «existe un cuerpo de doctrina cierto y plenamente consolidado» que establece que en delitos donde hay perjudicados concretos y, por tanto, cabe la presentación de acusación particular, no es posible que una acusación popular sostenga los cargos en solitario.

Como a la hermana del Rey se la acusa de delitos contra la Hacienda Pública, el sujeto pasivo supuestamente perjudicado es sólo la administración titular de la capacidad para establecer y recaudar tributos, puesto que el lema «Hacienda somos todos» es meramente publicitario, ha planteado Ripoll.

Ha recalcado que la acusación popular no se rige por los principios de imparcialidad y legalidad que si obligan a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado, y ha criticado los criterios técnicos aplicados por Manos Limpias para calcular los delitos fiscales de los que acusa a la infanta Cristina.

Ripoll ha rebatido asimismo que el matiz apuntado por la Audiencia de Palma respecto a que en el caso Nóos la Fiscalía y la Abogacía sí aprecian un delito fiscal, aunque lo atribuyen a Iñaki Urdangarin y no a su esposa, permita mantener la acusación contra la infanta, puesto que «donde la ley no establece excepciones no se pueden hacer por vía interpretativa«.

.
Noticias Relacionadas: