Acróbatas, luces y música fusión para celebrar la vendimia en Argentina

Acróbatas, luces y música fusión para celebrar la vendimia en Argentina

06 marzo, 2016
|
Actualizado: 06 marzo, 2016 0:00
|

María Arce

Mendoza (Argentina), 6 mar.- A los pies de la imponente Cordillera de los Andes, más de mil bailarines hipnotizaron, con un espectáculo de música fusión, danzas folclóricas y acrobacia aérea, a más de 22.000 personas que se acercaron este sábado al anfiteatro Frank Romero Day para celebrar la Fiesta Nacional de la Vendimia en la provincia de Mendoza, a 1.050 kilómetros de Buenos Aires.

«Vendimia por la Identidad» sorprendió a todos los espectadores con la perfección y calidad de sus protagonistas, que mostraron su profesionalidad sobre un gigantesco escenario que representaba una gran bodega donde los músicos, que tocaron en vivo, estaban ubicados en una «cava».

El espectáculo tuvo en escena a 1.050 bailarines, actores y acróbatas que narraron a través de una fusión de folclore, danzas autóctonas, bailes típicos españoles e italianos y música contemporánea, el nacimiento de la identidad de la región, una mezcla entre los huarpes, pueblos originarios de la zona, con los inmigrantes que llegaron principalmente de Europa en el siglo XIX.

La fiesta hizo foco en la independencia de Argentina, que este año celebra su bicentenario, el mestizaje, la religiosidad y el trabajo de productores y bodegueros, el vino y sus tradiciones para recrear qué es Mendoza.

Hubo versiones «remixadas» del himno nacional argentino y de la Marcha a San Lorenzo, entre otros. También canciones del grupo Sui Generis y del fallecido Gustavo Ceratti.

El espectáculo mostró un impresionante despliegue de luces donde las estrellas de la noche fueron las famosas cajas lumínicas mendocinas. Se trata de un recurso escenográfico, que los lugareños aseguran es un invento propio, sobre el que se proyectaron imágenes que danzaron al compás del libreto del «show».

El público quedó fascinado con los acróbatas que danzaron en el aire y con los artistas en sillas de rueda que se lucieron bailando en el escenario. El cuidado vestuario acompañó a todos por igual. La gente aplaudió a rabiar y de pie.

«Estoy emocionada de estar acá. He llorado, me he reído. Hermoso. Estoy muy contenta de haber venido a esta noche mágica», dijo a Efe Lorena Godoy, oriunda de Mendoza.

Luis García también quedó sorprendido por la calidad del espectáculo: «Me gustó la puesta en escena. Uno lo ve por televisión y no se imagina la cantidad de gente que trabaja, el tamaño del escenario. Es impresionante».

Los diferentes números musicales se presentaron como una cadena de eslabones que recorrió distintos momentos clave de la historia argentina, con la presencia de los símbolos más importantes de Mendoza, «la tierra del sol y el buen vino».

La fiesta, que representa la alegría popular por la buena cosecha y los vinos que traerá, se realiza el primer fin de semana de marzo cuando se empiezan a recolectar las mejores uvas y se pone en marcha la maquinaria de la industria que mueve la economía de Mendoza, la mayor productora de vino de Argentina.

Al terminar el «show», los mendocinos eligieron a la Reina de la Vendimia entre las candidatas de 17 de los 18 departamentos en los que se divide Mendoza. La capital no compite por ser la anfitriona y por no poseer viñedos en su territorio.

La gran ganadora de la noche fue Giuliana Lucoski, del departamento de Luján de Cuyo, quien representará al vino argentino los próximos 365 días.

La Fiesta Nacional, que se cerró con un imponente despliegue de fuegos artificiales, tuvo un condimento adicional, puesto que este año celebró su 80 aniversario o las bodas de roble, casualmente la única madera que está autorizada para colocar los vinos en Argentina.

A unos 20 kilómetros del anfiteatro, en la localidad de Maipú, se celebró otra de las mayores atracciones del fin de semana: la fiesta de la vendimia gay.

Iniciada hace 21 años casi en la clandestinidad, la «Vendimia para todos», como se la conoce hoy, por primera vez fue incorporada al cronograma oficial. Allí, también se eligieron al rey y la reina de las vides: Pablo Guardia y Nicole Ferri.

Con la elección de las majestades de la Vendimia, los argentinos tienen la excusa perfecta para zambullirse en las delicias de su tierra, llenar sus copas con un intenso malbec o un perfumado torrontés y brindar todos juntos por la identidad, sea cual sea. EFE

.
Noticias Relacionadas: