El acuerdo de PSOE-C’s, en vía muerta: todos dicen no

El acuerdo de PSOE-C’s, en vía muerta: todos dicen no

01 marzo, 2016
|
Actualizado: 01 marzo, 2016 0:00
|

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos ha caído en vía muerta. Todos los partidos políticos desde el PP a Podemos, pasando por ERC, PNV, Compromís, IU y otras fuerzas minoritarias, incluidas las confluencias de la formación de Pablo Iglesias, han dicho que votarán en contra de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, sin embargo, se ha mostrado satisfecho de su discurso a la salida del hemiciclo: «He hecho el discurso que quería hacer», ha asegurado. La polémica ha estado en su omisión de una de las medidas más polémicas que contiene el acuerdo que ha firmado con Ciudadanos, que es la de la supresión de las diputaciones provinciales.

El propio Sánchez reconoció ayer ante el Comité Federal del PSOE que está en contra de esa medida, pero explicó que había transigido con ella para salvar el pacto global con el partido de Albert Rivera. 

Además, le propio Sánchez ha recnocido que no cuenta con el apoyo suficiente. Lo que no sé sabe es ¿entonces? ¿por qué se ha presentado?

El PP

El portavoz del PP en el Congreso Rafael Hernando, ha reprochado hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, la «petulancia» que cree que ha demostrado en su discurso de investidura, una intervención que ha considerado como la «culminación de un fraude cuando no un burdo timo o engaño».

Hernando ha opinado de esta forma en declaraciones a los periodistas sobre la intervención de Sánchez en la primera jornada de su intento de investidura como presidente del Gobierno.

Para el dirigente popular, lo que ha hecho hoy el secretario general del PSOE es convertir esta jornada en «el primer día de un mitin electoral de una campaña en la que él está comprometido».

Muestra del «engaño» de Sánchez, a su juicio, es que ha empezado hablando de diálogo cuando lo ha bloqueado con el PP desde las elecciones generales.

«El señor Sánchez ha pasado del no, no y no, al yo, yo y yo. Yo nunca he visto tanta petulancia en un debate de investidura como la que hoy he visto en el señor Sánchez», ha añadido el portavoz del PP, quien ha insistido en sus reproches al hecho de que haya negado la realidad y se pretenda describir una «España en negro» que él resolverá «la próxima semana».

Hernando se ha referido de esta forma al hecho de que el líder del PSOE haya plagado su discurso de apelaciones a que sus propuestas podrían ser realidad la próxima semana si las fuerzas de izquierda apoyaran su investidura.

«El señor Sánchez, que ha actuado en algunos momentos en términos puramente cómicos, nos habla de la próxima semana cuando España no está para bromas y no puede perder más el tiempo por su capricho y a mayor gloria de él», ha añadido.

Y ha opinado que parece que se pretende pasar «de la mayoría absoluta al absolutismo de alguna minoría».

Según Hernando, el discurso de Sánchez ha recordado a los del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, haciendo hincapié en la visión negativa de lo hecho por los gobiernos que no sean socialistas.

El portavoz del PP ha recalcado que Sánchez sabe que no va a ser elegido presidente en esta sesión de investidura y ha destacado los logros de España durante la pasada legislatura frente a las políticas socialistas.

Ante las propuestas concretas del candidato ha dicho que ha escuchado algunas cosas que le han gustado y otras no, como aumentar los impuestos y los gastos públicos porque supone el regreso a los tiempos de la crisis.

Para él, a partir del día 5 de marzo, una vez que fracase la investidura del líder del PSOE, hay oportunidad de llegar a entendimientos pero no teniendo como base «las propuestas personales a mayor gloria de Sánchez».

Hernando ha vuelto a lamentar que la ordenación del debate de investidura propuesta por el presidente del Congreso, Patxi López, haya impedido contrastar hoy las opiniones del candidato a la investidura con las del resto de representantes de los partidos y se haya convertido en realidad en «un monólogo».

Ante el hecho de que el líder socialista no haya hecho referencia a la supresión de las diputaciones, tal y como recoge el acuerdo firmado con Ciudadanos, el portavoz del PP se ha limitado a señalar que ha escuchado cosas «chocantes».

Pero ha remitido al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para que opine al respecto. 

Podemos

 El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, ha advertido hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que no puede intentar «contentar a todos» y pedir a la vez el apoyo al PP, a Ciudadanos, y a Podemos con un «discurso a la carta», que les ha decepcionado porque no ha pasado de las buenas intenciones.

«Toca decidirse», ha insistido Errejón en declaraciones en el Congreso tras la primera sesión del debate de investidura en el que, Sánchez al creer que todos «los rumbos son posibles al mismo tiempo», e intentar contentar a todos no logra «el mestizaje» al que apela sino «difuminar» cualquier proyecto de gobierno.

El portavoz parlamentario de Podemos ha echado de menos en el discurso de Sánchez un auténtico proyecto de gobierno y ha lamentado que el líder del PSOE haya recurrido a metáforas que parecían lemas de «azucarillos», y a «verdades generales», «buenos propósitos» que no conducen a ningún sitio cuando lo necesario es tomar decisiones y avanzar.

Para Errejón, la intervención de Sánchez ha estado «muy por debajo» de lo que esperaban teniendo en cuenta que el secretario general del PSOE estaba jugando hoy a «ser presidente por un día».

«Sánchez puede ser presidente del Gobierno si se atreve a hacerlo y escoge el carril de un gobierno de cambio» y de coalición, ha dicho Errejón tras reiterar que Podemos mantiene su mano tendida al PSOE para volver a sentarse a negociar tras este debate de investidura para conformar un gobierno de cambio que acometa de verdad medidas en favor de la mayoría social. 

ERC

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha calificado de «muy cínico» y «vacuo» el discurso de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y ha reafirmado el voto negativo de su partido mañana, en la segunda sesión de la investidura.

En rueda de prensa, Tardá ha lamentado que Sánchez pretenda someter la soberanía catalana «a su potestad» y ha reiterado sus críticas a que el PSOE no reconozca Cataluña como una nación y niegue el derecho de sus ciudadanos a decidir.

«Siempre ha dicho que Cataluña no es una nación y hay que ser petulante para decir lo que sienten los catalanes», ha aseverado, al tiempo que ha criticado un discurso «muy pobre», de «tópicos» y «muy cínico», ya que «no ha sido capaz de plantear una mínima autocrítica».

En este sentido, ha recordado que una parte del «desguace» del Estado de Bienestar surgió con las políticas neoliberales de los gobiernos socialistas, como con la primera reforma laboral o el «ataque» al sistema público de pensiones.

Tardá ha sido tajante al afirmar que mañana ERC votará que no, y sin ninguna duda tras el discurso de hoy.

«Siendo una persona joven, hoy ha parecido muy anticuado», ha indicado tras reiterar que las palabras de Sánchez no han sido creíbles. 

PNV

El PNV ha anunciado hoy en un comunicado que votará no a la investidura del candidato socialista a presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El PNV ha realizado este anuncio después de que en el discurso en de investidura Sánchez en «casi cien minutos no ha habido ni una sola referencia a la cuestión vasca».

El partido presidido por Andoni Ortuzar se ha mostrado dispuesto a negociar con el PSOE a partir del día 5, cuando se celebre la segunda votación deinvestidura, sobre unas «bases distintas». 

IU

El portavoz de IU-UP en el Congreso, Alberto Garzón, cree que Pedro Sánchez ha hecho hoy un discurso «muy ambiguo» para intentar «contentar a todo el mundo», pero que «sólo contenta a Ciudadanos», cuyo plan económico es, a su juicio, «contradictorio» con un programa político y social de izquierdas.

«Sánchez ha ofrecido medidas sociales que algunas suenan bien», ha reconocido Garzón tras el discurso de investidura del candidato socialista, al tiempo que ha advertido de que en IU-UP no se van a «dejar engañar».

«Si el acuerdo con Ciudadanos sigue vigente aceptando su plan económico, el no es rotundo», ha subrayado, tras defender que las «bases de un gobierno estable» están en los partidos de izquierda.

A ese respeto, ha llamado a los implicados a «volver a la mesa de negociación» a cuatro la semana que viene -PSOE, Podemos, IU-UP y Compromís-, porque «161 diputados es una base mejor para construir una alternativa de gobierno al PP que 130», ha argumentado.

 

Noticias Relacionadas: