Alberto Rodríguez recrea la figura de Paesa en «El hombre de las mil caras»

Alberto Rodríguez recrea la figura de Paesa en «El hombre de las mil caras»

26 mayo, 2016
|
Actualizado: 26 mayo, 2016 18:00
|

Madrid, 26 may.- Alberto Rodríguez, el hombre que contó la transición española sin nombrarla en «La isla mínima», ultima los detalles de «El hombre de las mil caras», un thriller ambientado en los años 90 que indaga en la figura del espía que puso en entredicho al último gobierno socialista de Felipe González, Francisco Paesa.

El cineasta sevillano ha confesado hoy que le «intriga» saber si el público «aceptará» ver en una película unos hechos que son tan recientes y, por otro lado, ha dicho que confía en que «no se use políticamente, porque no habla del PSOE».

«Yo no reniego de la transición que se ha hecho, pero hay cosas que se hicieron y que han lastrado otras posibilidades», ha considerado el director de «Grupo 7», si bien ha puntualizado que esto lo dice como «ciudadano» y no como director de cine.

En ese sentido, ha asegurado que «nadie» le ha coartado a la hora de contar o no cosas, y que lo que no está es porque él ha querido omitirlo.

Avisa al público que «no van a ver 'El topo'», un clásico del cine de espías, y recuerda una de las frases de la película, que pronuncia Emilio Gutíerrez Caba, un «agente» del gobierno «sin definir»: «Los espías españoles no trabajamos con pistolas, sino con chequeras».

Tras nueve semanas de rodaje en Madrid y París, y otra más en Singapur, además de un día en Suiza, la película se encuentra en estos momentos mezclando la música y a punto de terminar el montaje, ha comentado el director, quien asegura que hacer este guión, basado en la novela del mismo título del escritor y periodista Manuel Cerdán ha sido mucho más complicado de lo que esperaba.

La película, ha explicado Rodríguez, gira en torno a la vida del agente secreto español Francisco Paesa y su determinante papel en la fuga y posterior detención del entonces jefe de la Guardia Civil, Luis Roldán, que «ni fue fuga ni fue detención», precisa el cineasta.

Y habrá que ver la película para entenderlo, apunta Rodríguez quien ha «rellenado los espacios vacíos» que dejaba el libro de Cerdán con «mucha información» obtenida de jueces, periodistas y otros libros sobre el ex director de la Guardia Civil, entre ellos, el de Fernando Sánchez Dragó, aunque «no era ese el Roldán que queríamos».

«Nosotros queríamos al de los años 80, de hecho -apunta el director-, en esa época Roldán no tenía barba, pero en el imaginario ha quedado esa imagen icónica», que es la que desarrolla y recrea el actor Carlos Santos, al que no solo fabricaron la barba, sino que raparon ad hoc la cabeza para hacerle una calva similar a la de Roldán.

En cualquier caso, Rodríguez ha insistido en que «hay tantas versiones sobre lo que pasó, que nosotros no lo vamos a descubrir; lo que pasó de verdad lo saben tres o cuatro personas, y no estamos entre ellas».

Así, Eduard Fernández y Carlos Santos son, respectivamente, Paesa y Roldán, y luego, fruto exclusivamente de la ficción, Rodríguez utiliza al personaje de José Coronado, el «amigo de correrías» de Paesa, como narrador, y se inventa a una esposa de Roldán lista y maquiavélica, papel que interpreta Marta Etura.

Aunque Rodríguez no ha podido precisar si la película irá al Festival de San Sebastián, el estreno está previsto para el día 23 de septiembre, en pleno certamen donostiarra. EFE

Noticias Relacionadas: