Un histórico del PP denuncia la pérdida de principios del partido

Un histórico del PP denuncia la pérdida de principios del partido

04 mayo, 2017
|
Actualizado: 04 mayo, 2017 13:39
|
PUBLICIDAD

El PP tiene la «sorprendente costumbre de defraudar y traicionar a sus votantes». Quien así se explica es Carlos Delgado Truyols, un histórico del PP Balear.

Delgado Truyols, ex alcalde de Calvià, ex consejero de Turismo y Deporte, ex director general de Patrimonio del Gobierno de Baleares, ex vicepresidente del PP en Baleares, ex presidente de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares, ha criticado a su formación por «asumir e interiorizar el discurso de la izquierda política y mediática, convirtiéndose en un partido de dirigentes cobardes y acomplejados, incapaces de defender los principios que se supone debería defender un partido de centro-derecha nacional».

«Y ello podría solucionarse si, por lo menos, a falta de convicciones propias, tuvieran unas directrices nacionales que “seguir” o a las que “obedecer”, cosa que en la realidad no ocurre», ha afirmado en un durísimo artículo en El Español.

Recordando el lema que le dio la mayoría «aplastante» en las elecciones municipales en Calviá en 2007, “Sin Complejos», llegando al hito de ser «los mejores resultados jamás cosechados por el PP en un municipio tradicionalmente “de izquierdas”, el segundo en población de Baleares», el que fuera uno de los líderes del PP en Baleares se encuentra «inmerso en una gran tristeza y decepción».

El PP se sale del Pleno para permitir que la estelada se ice en los colegios

Tras reconocer que ha sido la normativa promulgada en su día por el Partido Popular la que ha permitido la inmersión lingüística catalana en nuestros colegios (tras el valiente pero fallido intento de evitarlo del ex presidente José Ramón Bauzá); el PP es el que se sale del «pleno del Parlamento Balear para no votar en contra de la derogación de la Ley de Símbolos que había aprobado su Gobierno anterior (que, entre otras cosas, impedía que en los colegios se colgaran banderas independentistas catalanas), derogación propuesta y ejecutada por el actual Gobierno del Pacto de izquierdas y separatistas».

También ha sido «el Partido Popular el que, en el último Congreso regional, ha rechazado mi enmienda sobre la libre elección de lengua en la educación durante todo el proceso educativo, oponiéndose, de esta manera, a que los niños puedan estudiar en español en esta parte de España». «Todo con el agravante de la presunta defensa de la lengua catalana, cuya supervivencia no corre en la vida real ningún peligro, encubre un objetivo latente pero nunca manifestado: con la excusa de la enseñanza monolingüe del catalán, formar a los niños y adolescentes en el nacionalismo para lograr en un futuro no lejano integrar las Islas Baleares en los anhelados por algunos “países catalanes”». «Aquí vamos más lentos que en Cataluña pero -bien remunerados- seguimos la misma eficaz hoja de ruta», critica.

Nadie defiende ya en el PP la iniciativa privada

Sus críticas al PP ya no solo es por facilitar la imposición del catalán, sino que además afirma que «nadie defiende ya en el PP la iniciativa privada, el libre mercado, la libertad de empresa y de comercio, y la reclamación para nuestros ciudadanos de una menor carga tributaria y administrativa«. «A nadie le importa la reducción a sus justos términos de una Administración desmesurada y, en las Islas, frecuentemente duplicada o triplicada en sus organismos y funciones», ha continuado.

En este sentido, ha asegurado que los Ayuntamientos y Consejos Insulares, junto al Gobierno autonómico, han crecido los aparatos administrativos de «forma exponencial», pese a que se «superponen en sus competencias en muchas materias, conduciéndonos irremisiblemente a la ineficacia administrativa y al gasto desaforado».

Así, ha explicado que con un millón de habitantes hay 250.000 funcionarios o empleados públicos, es decir, uno por cada cuatro habitantes. «El coste de esa carga administrativa mastodóntica recae injustamente, sin que en el PP nadie se atreva a rechistar, sobre los curtidos hombros de los de siempre: autónomos, pequeños empresarios y familias de las islas».

El histórico del PP Balear se presentó en dos congresos regionales, 2008 y 2010, a pecho descubierto contra el aparato del partido. No obstante, sí tenía apoyos, entre el 31% y el 33% de los «valientes afiliados que no deseaban ser cómplices de la decadencia y que fueron firmes en la defensa de determinados principios».

En este sentido, afirma que fueron ellos los que iniciaron el debate de las primarias, con una permanencia máxima de 8 años en los cargos públicos, con la prohibición de sumar salarios por los cargos remunerados y de la necesidad de que se permitiera a los padres elegir la lengua vehicular en la que estudien sus hijos, siempre estudiando también la otra lengua oficial.

Por último, ha reconocido que el PP «no está capacitado para vehicular los derechos que una buena parte de la sociedad reclama de las instituciones que la gobiernan». Así ha explicado que el «tacticismo, la corrección y la inmediatez no deben anteponerse a todo y que, probablemente, muchos de los tradicionales votantes del PP en las Islas Baleares tendremos que buscar un instrumento más apropiado para luchar por el mantenimiento de determinados principios que los liberal-conservadores hemos considerado siempre irrenunciables». «Esos principios que han sido abandonados por el actual Partido Popular». ha concluido.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD