Amenaza velada de China a España por el caso ICBC

Amenaza velada de China a España por el caso ICBC

26 febrero, 2016
|
Actualizado: 26 febrero, 2016 0:00
|

China pide a España que garantice los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, en referencia al banco ICBC -el segundo mayor banco del mundo-, envuelto en un caso de blanqueo de capitales en Madrid, para mantener así el «buen desarrollo» de la cooperación entre ambos países.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei se refirió hoy al caso de la sucursal del ICBC en Madrid e insistió en que esperan que el Gobierno español gestione el asunto de acuerdo con la ley.

«Esperamos que España gestione este caso conforme a la ley y que garantice los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, de cara a mantener el buen desarrollo de la cooperación entre China y España y crear condiciones favorables para el desarrollo de los lazos bilaterales«, ha señalado Hong en rueda de prensa.

China está en estrecho contacto con España y ha explicado ya su postura, añadió el portavoz, quien subrayó el buen momento que vive la cooperación económica y comercial entre ambos socios.

La semana pasada, el ministro adjunto chino de Asuntos Exteriores, Liu Haixing, trató el asunto en una reunión con el encargado de negocios de la embajada española en Pekín, José Luis García Galán, a quien le pidió que las autoridades españolas aborden el asunto «en base a la legalidad y de forma justa».

Poco después, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, trasladó al embajador chino en España, Lyu Fan, «todas las garantías» de que la operación «es un procedimiento que se hace por un juzgado independiente«.

Las declaraciones del portavoz chino se producen un día después de que la filial del ICBC en España reclamara la puesta en libertad inmediata de los tres empleados de la entidad que aún siguen detenidos, después de que el juez haya rechazado dejarlos en libertad bajo fianza.

La semana pasada fueron detenidos seis directivos y empleados del banco para ser interrogados, tres de los cuales abonaron una fianza de 100.000 euros que les permitió salir de la cárcel, mientras que los tres restantes siguen privados de libertad, algo que critica la entidad.

El código español de enjuiciamiento criminal, recuerda el banco, establece que el juzgado sólo puede denegar la fianza si existe «riesgo evidente de que los sospechosos puedan cometer un delito, destruir pruebas o fugarse«.

El banco argumenta que si realmente los detenidos hubiesen querido eludir a las autoridades uno de ellos no habría viajado a Madrid desde un país que está fuera de la jurisdicción española, como Luxemburgo, para «cooperar con la investigación», entre otros ejemplos.

La semana pasada, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registró la oficina del ICBC en Madrid en una operación contra el blanqueo de capitales. En la operación, dirigida por el juzgado de Instrucción número siete de Parla (Madrid), los agentes de la UCO inspeccionaron la entidad bancaria, situada en el centro de Madrid, copiaron ordenadores y requisaron documentación. Los arrestados, todos ellos de nacionalidad china, fueron trasladados a las dependencias de la Guardia Civil en Tres Cantos antes de pasar a disposición judicial.

Noticias Relacionadas: